Valentino Rossi
Valentino Rossi celebra su victoria. (Reuters)

Todo apuntaba a que la carrera de Moto GP iba a ser un bonito duelo de Rossi contra todos los demás.

Sin embargo, la primera curva dictó sentencia, frustró la lucha y se llevó por delante a un buen puñado de pilotos.

En realidad, fue Gibernau el que provocó el accidente.

El piloto de Ducati se tocó con su compañero Capirossi y salió volando por los aires, golpeándose brutalmente la cabeza. Ese choque provocó una reacción en cadena.

Capirossi, a su vez, se tocó con Melandri y los dos se fueron al suelo, saliendo peor parado el piloto de Honda, que quedó encajado entre Pedrosa y Hopkins, que también cayeron.

El resultado pudo ser dramático. De momento, a falta de análisis más exhaustivos, el peor parado fue Melandri, con traumatismo craneoencefálico.

 

Sete Gibernau, por los suelos. (Andreu Dalmau/Efe)

 

El italiano fue trasladado a una clínica y se hizo mucho daño en la clavícula.

También Sete sufrió una luxación en la clavícula y necesitó ser trasladado a  Sant Cugat del Vallés.

Otro de los involucrados en la caída, como Loris Capirossi, líder del Mundial, sufre una contusión abdominal con posibles hemorragias internas.

Reanudación y nueva caída de Pedrosa

Tras media hora, la carrera tuvo una nueva salida y a los cinco minutos otra, por unos problemas en la moto de Chris Vermeulen.

Como al principio, Stoner lideraba seguido de Hopkins y Hayden, Rossi era sexto y Pedrosa décimo.

Pero Pedrosa se fue al suelo otra vez cuando había remontado hasta la quinta posición.

Después de unas cuantas vueltas Rossi se puso cuarto en el grupo de Stoner, Hayden y Hopkins.

Allí Valentino fue superando rivales, dejó a Hayden detrás y Roberts y Hopkins tuvieron que luchar por la tercera posición.

    NOTICIAS RELACIONADAS