La dureza de la prueba se vio incrementada por las adversidades climatológicas, que provocaron  que el público fuera escaso en las calles de la ciudad. El keniata Serem Noha Kiplagat cruzó la meta del estadio de La Cartuja en primer lugar, con un tiempo de 2 h 22 min 14 s, superando en cuatro minutos a sus dos perseguidores, el etíope Belayneh Bimer y el ruso Mijail Romanov.

El primer español fue Francisco Mancebón, que fue sexto; mientras que en categoría femenina la vencedora fue la rusa Liliya Yadzhak. En esta edición del Maratón se estableció un nuevo récord de participación, ya que se dieron cita cerca de 3.200 atletas.

Los fisios, saturados

Los 85 fisioterapeutas que estuvieron presentes en la prueba tuvieron más trabajo de lo habitual, ya que atendieron a más de 400 corredores, que llegaron a la meta con hipotermia, sobrecargas y calambres por el frió y la lluvia.