El entrenador del Córdoba, Pepe Escalante, tras conocerse el alcance de la lesión de Esteban Navarro, que estará más de un mes alejado de los terrenos de juego, aseguró ayer que «es un momento para que se ponga de manifiesto» la profundidad de su plantilla «sin ningún inconveniente».

Escalante reconoció que Esteban «hasta ahora ha jugado prácticamente en todos los partidos», pero espera que su baja «no influya en el rendimiento» del equipo, entre otras razones porque «todos saben que en esta plantilla se puede estar sin jugar, al domingo siguiente salir de titular y al próximo no viajar», lo que implica que «tienen que estar preparados constantemente». Pese a ello, el preparador cordobés comentó que aún no ha pensado «quién irá por Esteban ni incluso quiénes van a jugar en Granada», ya que señaló que prefiere esperar para ver «cómo se desenvuelve toda la plantilla en los próximos entrenamientos».