Este domingo, en Balaídos, tendrá la ocasión de enderezar su rumbo con una victoria ante Osasuna, un conjunto siempre agresivo. «Lo importante en los rojillos es el bloque. Allí se conocen todos. Es de esos equipos que corre mucho, que es muy ordenado y que cuenta con un buen número de buenos jugadores jóvenes», aseguró ayer el celeste Pablo García, que pasó tres temporadas en Pamplona, pero que no podrá jugar este partido por lesión muscular. Oubiña, que también restó importancia al arranque de temporada y afirmó que ve «un Celta mucho más maduro que el año pasado», reconoció que «un triunfo serviría para que no decayeran las ganas, la ilusión y la ambición». El centrocampista gallego aprovechó también para restar importancia a su duelo personal con Raúl García.