Las negociaciones fueron largas en la tarde ayer e, incluso cuando el jugador ya tenía billete para volar a Barcelona desde Milán, apareció el director general del Atalanta, Roberto Zanzi, negando cualquier acuerdo en una radio italiana: «Si el Barcelona ha anunciado la llegada de Albertini, ha pecado de incauto. Es impensable que se marche seis meses cedido».

Carta de libertad


La directiva azulgrana tuvo que ceder finalmente a las pretensiones del Atalanta, hasta que consiguió la carta de libertad para Albertini. De este modo, el jugador pudo rescindir su contrato y poner rumbo a Barcelona, donde aterrizó pasadas las diez de la noche. El centrocampista italiano, de 33 años, pasará hoy reconocimiento médico y, en principio, firmará hasta final de campaña. «Le deseo que se adapte rápidamente. Es un jugador con mucha experiencia, que conoce la Liga española, y su llegada nos irá bien», destacó Puyol, quien recordó su paso por el Atlético de Madrid hace dos temporadas.

Y mañana, Maxi López


El Barça también podría acabar de concretar hoy el fichaje del delantero de River Maxi López, de 20 años, que mañana aterrizará en Barcelona para suplir a Larsson.

Ahora sí quieren a Solari

Solari se aleja de la órbita del Barça, ya que el golazo que le marcó al Mallorca y la ovación que recibió del Bernabéu parecen haber convencido a la directiva del Real Madrid, que ahora sí piensa en su renovación: «Siempre ha sido un jugador importante para nosotros», señaló Butragueño.