Studio Trigger, la animación y el estilo único y reconocible de 'Cyberpunk: Edgerunners'

Este estudio fundado en 2011 está detrás de obras como 'Kill la Kill', 'Promare' o ''Star Wars: Visions'.
Imagen de 'Cyberpunk: Edgerunners'.
Imagen de 'Cyberpunk: Edgerunners'.
NETFLIX
Imagen de 'Cyberpunk: Edgerunners'.

Aprovechando que su universo distópico está de actualidad debido al polémico lanzamiento de Cyberpunk 2077 a finales de 2020, ha llegado a Netflix Cyberpunk: Edgerunners, un anime que ha conseguido dejar atrás las críticas del juego -que se estrenó lleno de errores- y labrarse una personalidad propia.

Una trama adulta y cruda, llena de violencia, criminalidad y acción desenfrenada, enmarcada en el género de la ciencia ficción y la estética cyberpunk de este futuro oscuro, hacen las delicias de los espectadores que ya han disfrutado de estos 10 episodios.

David Martinez es un joven humilde que, tras un trágico accidente, ha de cambiar su pobre modo de vida para poder sobrevivir y sumergirse en los corruptos bajos fondos de Night City y convertirse en un edgerunner.

Y, además de CD Projekt Red, compañía polaca detrás del juego, los encargados de plasmar la bajada al inframundo del protagonista ha sido Studio Trigger, empresa de animación japonesa fundada en agosto de 2011 que se ha convertido en uno de los estandartes del anime más aclamados gracias a su estilo único y reconocible.

En solo 11 años de vida, el estudio tiene a sus espaldas un catálogo muy amplio de obras que han cosechado gran éxito, como SSSS.Gridman (2018), BNA: Brand New Animal (2020), la OVA de Ninja Slayer (2015) o la animación de videojuegos como Project × Zone (2012) y Fire Emblem Fates (2015). Pero, sin duda, el anime que más popular hizo a la compañía fue uno de sus primeros proyectos, Kill la Kill.

'Tengen Toppa Gurren-Lagann'

Cualquiera que sepa identificar la animación de Studio Trigger verá que Tengen Toppa Gurren-Lagann guarda cierta similitud con ese estilo, pero en realidad esta obra es del estudio Gainax. Pero su parecido no es casualidad, pues este anime fue el primero que dirigió Hiroyuki Imaishi, uno de los fundadores de Trigger.

Este animador japonés de 50 años lleva trabajando en el anime desde 1996, cuando empezó dibujando algunas animaciones en cabeceras de series y en episodios. Su nombre se vincula con numerosas obras de renombre: Slayers, Lupin IIINeon Genesis Evangelion, Kare Kano, Medabots, La mágica Do-Re-Mi, Shaman King, HellsingFullmetal Alchemist, el videojuego Tales of SymphoniaOne Piece La película: El Barón Omatsuri y la Isla Secreta, sexta película de la saga dirigida por Mamoru Hosoda.

Sin embargo, su primer trabajo como director fue Tengen Toppa Gurren-Lagann en 2007, dentro del estudio Gainax, así como las dos películas basadas en la serie. En este anime de acción, ciencia ficción y mechas se presenta un futuro distópico en el que la humanidad se ve obligada a vivir bajo tierra, y sigue la historia de la Brigada Gurren, que quiere cumplir el sueño de ver el mundo de la superficie.

El papel protagónico de Hiroyuki Imaishi en el desarrollo de esta obra se nota sobre el papel, literalmente, pues sirvió para asentar las bases de un estilo muy particular, con unos colores muy vivos y una animación muy fluida. Junto a él, otro de los nombres que destacan es el de Masahiko Ohtsuka, empleado por aquel entonces de Gainax que también dirigió cinco episodios de Tengen Toppa Gurren-Lagann. Y ambos fueron los fundadores de Studio Trigger en 2011.

'Kill la Kill'

Tras varias colaboraciones y trabajos como la OVA Inferno Cop o el juego Project X Zone, finalmente llegó el primer anime original del estudio: Kill la Kill.

Esta serie de 24 episodios dirigida por Imaishi se centra en Ryuko Matoi, una estudiante de intercambio que llega a la Academia Honnoji, donde los estudiantes tienen uniformes que aumentan sus habilidades. Ayudándose de su traje divino que la hace extremadamente poderosa, se enfrentara constantemente a Satsuki Kiryuin, presidenta del consejo estudiantil, para averiguar la verdad sobre el asesinato de su padre.

Kill la Kill acaparó numerosas críticas positivas, desde los que señalaban que era una especie de vuelta a los animes de "chicas mágicas" (magical girls como Sailor Moon) hasta los que aplaudían su comedia absurda, que era una de sus señas de identidad.

'Little Witch Academia'

Tras el éxito cosechado con Kill la Kill, a pesar del limitado presupuesto que tenían inicialmente, llegaron otros proyectos. Pero fue en 2017 cuando Studio Trigger consolidó una nueva franquicia original: Little Witch Academia.

Esta historia está centrada en las vivencias de Atsuko Kagari, una joven sin conexión con la magia que acude a la Academia Mágica Luna Nova, una escuela femenina donde las alumnas estudian para ser brujas. La saga hace uso de la comedia y la fantasía, con toques de acción, para atraer a un público más joven.

Little Witch Academia nació originalmente en 2013 como un cortometraje, escrito por Masahiko Ohtsuka, cofundador de Studio Trigger, y dirigido por Yo Yoshinari. Y un segundo corto se estrenó en 2015 tras una campaña de financiación a través de Kickstarter. Pero fue en 2017 cuando esta historia se consolidó con el estreno de un anime, que está disponible en Netflix.

'Promare'

Tras los dos mediometrajes de Little Witch Academia, llegó el primer largometraje de Studio Trigger. En 2019 se estrenó Promare con claras referencias al estilo y la animación de Tengen Toppa Gurren-Lagann -también por los mechas- y Kill la Kill.

La historia se centra en un equipo de bomberos que se encargan de apagar los incendios que provocan los llamados Burnish, personas que soportan altas temperaturas y emiten fuego y que, inicialmente, parecen querer causar la destrucción de la ciudad. Sin embargo, Galo Thymos y su equipo terminan descubriendo la verdad detrás de estos seres: que también son humanos.

Coproducida junto a 20th Century Fox, 20th Century Fox Animation y XFLAG, y con la ayuda de las compañías Toho y Walt Disney Studios Motion Pictures para su emisión en cines, esta película mezcla animación 2D con 3D aderezada con el particular estilo de Studio Trigger, que en esta historia se aprovecha del fuego -en tonos rosas y azules- que emiten las criaturas para aportar aún más belleza y hacer de sus escenas una explosión de color.

'Star Wars: Visions'

Uno de los últimos proyectos del estudio, además de Cyberpunk: Edgerunners, fue con la primera incursión de la saga de George Lucas en el animeStar Wars: Visions llegó en septiembre de 2021 a Disney+ y consta de 9 episodios animados por siete compañías japonesas distintas: Kamikaze Dōga, Twin Engine, Geno Studio, Kinema Citrus, Production I.G, Science SARU y, por supuesto, Trigger.

El estudio de Kill la Kill se encargó de dos de los capítulos: el tercero (The Twins) y el séptimo (The Elder), dirigidos por ambos fundadores, Hiroyuki Imaishi y Masahiko Otsuka, respectivamente.

Esta antología ofrece una visión nueva y diferente del universo de Star Wars a través de los ojos de los mejores dibujantes de anime, que dispusieron de libertad creativa. Y eso se nota claramente no solo en las historias diversas que exploran, sino en el estilo de animación. De hecho, como no podía ser de otra forma, la mano de Studio Trigger se aprecia en sus episodios, especialmente en The Twins.

Ahora, tras Cyberpunk: Edgerunners, solo queda esperar para conocer más proyectos del aclamado estudio, pues ya está trabajando en Dungeon Meshi (serie que adaptará el manga homónimo de Ryoko Kui) Gridman × Dynazenon (película crossover de sus dos animes SSSS.Gridman y SSSS.Dynazenon).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento