Miren Ibarguren estrena 'Supernormal': “Ser una ‘superwoman’ es agotador y nunca funciona”

Hablamos con la actriz donostiarra sobre 'Supernormal', la serie cómica que ya puedes ver en Movistar+.
Miren Ibarguren dará vida a Patricia en 'Supernormal'
Miren Ibarguren dará vida a Patricia en 'Supernormal'
MOVISTAR+

Reina absoluta de la comedia. Miren Ibarguren protagoniza Supernormal, un retrato irónico de la obligada perfección femenina. Mientras, la actriz sigue escalando peldaños en su carrera a carcajada limpia ‘protegida’ por Margaret Thatcher.

¿Es Miren Ibarguren normal o Supernormal?

Soy súper normal. Y, ahora a partir de esta serie, nos tenemos que ver supernormales, y ser supernormales.

¿Qué significa ser Supernormal?

Supernormal es una parodia de la superwoman del siglo XXI, cuenta cómo ser perfecta y morir en el intento. Nos han vendido que hay que ser perfectas madres, hijas, cuñadas, profesionales, siempre joven, guapa, divertida… Es agotador, y nunca funciona. Creo que Patricia Picón, mi personaje, lo explica muy bien.

Patricia sufre esa cosa de tener que comportarse como un hombre en el trabajo, “tener cojones”, para que te respeten. Al tiempo que lleva taconazos…

Hay una frase de Marisol, perfectamente interpretada por Gracia Olayo, que dice: “Si a Patricia le colgara un falo, la respetaríais mucho más”. Es un poco el punto clave de todo lo que se quiere contar. Aunque las guionistas siempre inciden en que quieren hacer una comedia que haga reír a la gente y ya está.

¿Está Patricia Picón inspirada en alguien?

Sí, Olatz Arroyo, una de las guionistas, trabajó como secretaria durante un tiempo en uno de estos bancos importantes. Según ella, Patricia es un compendio de todos los jefes y jefas que conoció. Y yo tuve que formarme un poco en el mundo de la banca de inversión porque no sabía nada. Tuve la suerte de poder trabajar con Lali Iglesias, que es una verdadera Patricia Picón, y la teníamos 24 horas al teléfono por si teníamos dudas.

Miren Ibarguren en 'Supernormal'
Miren Ibarguren en 'Supernormal'
Cinemanía

Patricia dice que tiene la fórmula del éxito, ¿tú te la sabes?

Nadia la sabe, si no la venderían en El Corte Inglés. Todo el mundo intenta tirar para adelante para encontrarla.

¿Y para ti qué es?

Para mí es el típico salud, dinero y amor, que eso no falla nunca, tener unos buenos amigos y reírme muchísimo. Y estar tranquila, eso de no tener asuntos pendientes para mí es felicidad.

“La vida es como un tiovivo”, es el leit motiv al que recurren las dos hermanas en la serie, ¿cuál sería para ti?

Tirar 'p’alante', ser resiliente y tirar, eso ha sido un poco mi camino. Pero te puedo decir que, al igual que Patricia, yo también tengo una hermana maravillosa en la que me apoyo muchísimo.

En Supernormal y La novia de América eres la protagonista. Este año, además, estrenas Mamá o papá y Operación Camarón, ¿sientes que estás dando un paso más allá en tu carrera?

Me siento súper afortunada porque durante la pandemia pude seguir trabajando y ahora se estrena todo. Hay papeles más importantes, aunque todos lo son, no me importa mucho eso, todos son igual de válidos.

¿Tiene que ver con un cambio de perfiles de mujeres?

Coincide con que ahora con la pandemia se han necesitado más producciones porque la gente ha consumido mucho. Y también se ha abierto el abanico, por fin, lo que hace 10 años era difícil para una mujer de 40, ahora una mujer de 40, 50 o 60 tiene muchas más posibilidades, porque hay muchas más producciones y porque también se quieren contar otro tipo de historias y nos hemos dado cuenta, por fin, de que la mujer tiene mucho que contar y de que los personajes femeninos son muy necesarios y que los hay de mil colores. No solo aquí, mira lo que hacen Kate Winslet o Frances McDormand se están abriendo guiones para contar otro tipo de mujeres.

Fotograma de 'Supernormal'
Fotograma de 'Supernormal'
Cinemanía

A la típica pregunta del encasillamiento en la comedia, ahora puedes responder con Todos mienten, otra de las series que estrenarás este año…

Sí, es una cosa diferente que he hecho, es un thriller dirigido por Pau Freixas, con un reparto excepcional. Pero sí, siempre me preguntan “¿No quieres un dramón?” como contario a la comedia, pero contrario también es una de acción, una de terror… Estoy abierta a muchas cosas, para eso te haces actriz. Y me encantaría hacer una de terror.

¿Por qué empezaste primero en la comedia?

Se me hacía fácil, llegó el primer trabajo, el segundo… “Esta chica hace comedia”, pues ya está. Entonces no éramos tantas. Ha sido un poco fruto de la casualidad pero estoy súper a gusto y hay muchas maneras de hacer comedia, es un mundo infinito, muy estimulante.

¿La comedia tiene por fin el valor y prestigio que se merece?

Espero que tenga un poco más porque es súper importante. No sé por qué la tratan como la hermana pequeña de todo esto. Es muy sanadora y muy necesaria.

Patricia tiene un póster de Margaret Thatcher en el baño, ¿de quién tenías o tendrías tú un póster?

Cállate que yo tengo a la Reina de Inglaterra tamaño natural en cartón pluma en mi casa… Y lo tengo que confesar: también tengo a Margaret Thatcher. Porque me hacen mucha gracia las figuras a tamaño real, y a Margaret la tengo en la entrada de casa vigilando, detrás de una palmera. A la Reina la tengo con Michael Knight en el salón. Imagina qué mezcla.

No has parado de trabajar prácticamente desde que empezaste, la estabilidad es el unicornio de la interpretación.

También he pasado temporadas sin trabajar, me tocó trabajar en una tienda, envolver para regalo en Navidad… Como todo el mundo, el mundo de los actores es muy inestable, esa es la pena que tenemos. Ahora estoy bastante más animada porque están saliendo un montón de proyectos, equipos artísticos y técnicos están sin parar y es una alegría. Pero sí que hay mucha precariedad, cosa que no se ve hacia el público, y cuando no hay, no hay, y se pasa muy mal.

¿Aún te quedan esos miedos del teléfono que no suena?

Siempre están. Porque igual desde fuera se creen que tu vida está arreglada por dos películas y eso esta muy lejos de la realidad, la cara interna de la actuación es distinta a la gente que lo cree. Ese miedo siempre queda, aunque lleves una temporada. Si llevas una temporada muy larga, lo que piensas es que llevas mucho y ahora se van a aburrir de ti. Todas esas paranoias te vienen como actriz porque la inestabilidad existe. Es real.

¿Alguna asignatura pendiente?

Me gustaría ser más deportiva [se ríe], me he apuntado a clases de tenis, querría ser buena en el terreno deportivo.

¿Las ambiciones son buenas o malas?

La ambición como todo tiene que ser con método, como decía Lola. Yo creo que no soy ambiciosa, todavía me sigo sorprendiendo cuando me llaman para un proyecto. No me marco muchos planes, prefiero seguir sorprendiéndome.

Miren Ibarguren y Loles León en 'La que se avecina'
Miren Ibarguren y Loles León en 'La que se avecina'
Cinemanía

¿Aún haces muchos castings o escriben papeles para ti?

Los castings son nuestro pan de cada día en esta profesión, pero con el tiempo han ido saliendo cosas que han escrito pensando en ti. Hace mucha ilusión. El de Supernormal fue casting.

Hay temporada 13 de La que se avecina, ¿volverá Yoli?

Me imagino que sí, porque no puedo dejar a mi madre sola, a Loles León, no voy a abandonarla nunca. Si hay temporada 13, imagino que volveré.

¿Producir, dirigir o escribir no te llaman?

¿Sabes qué? me encantaría escribir una serie, pero no tengo ni idea, alguna vez me he comprado un cuaderno para intentarlo, pero no sé por dónde empezar. Los guionistas me parecen genios. Me parece de lo más difícil del mundo, que funcione, que la gente se ría… Yo no duro ni 10 minutos escribiendo. Y para producir o dirigir tendría que estudiar. Es muy difícil, tengo mucho respeto por todas las profesiones que hay alrededor de la actuación.

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento