Jeremy Tardy abandona 'Queridos blancos' acusando a los productores de discriminación

La película 'Dear White People' dio lugar en 2017 a una serie con el mismo título que se ha extendido a tres temporadas y ha conseguido grandes críticas.
Jeremy Tardy abandona 'Queridos blancos' acusando a los productores de discriminación
Jeremy Tardy abandona 'Queridos blancos' acusando a los productores de discriminación

Justin Simien escribió y dirigió Querida gente blanca en 2014, logrando un gran éxito en el Festival de Sundance que tres años después se tradujo en la elaboración de una serie basada en su película, conocida en España como Queridos blancos. Emitida por Netflix, la ficción recabó unas críticas aún más positivas que el film precedente, y actualmente encara una cuarta temporada que oficiaría de última y en la que se reunirían los personajes recurrentes de la serie. Incluido Rashid Mburu, encarnado por Jeremy Tardy.

No obstante, y pese a la idea inicial de que Tardy retomara su papel en próximos capítulos, las negociaciones no han llegado a buen puerto, y el intérprete no ha dudado en achacar estos desacuerdos a una presunta discriminación sufrida contra él y otros actores racializados. Dado que Queridos blancos desarrolla un discurso fuertemente antirracista, el asunto es bastante peliagudo, y ya ha asaltado los medios con fuerza.

Lionsgate es la principal productora tras Queridos blancos, y la receptora de las críticas más duras de Tardy. En su cuenta de Facebook, el actor anunció que no formaría parte de la cuarta temporada y describió los motivos. Según parece, recibió una oferta de la misma Lionsgate para retomar su papel que no le convenía, de modo que hizo una contraoferta que a la productora no le satisfizo. ¿Problema? Poco después vio que uno de sus colegas blancos recibía la misma oferta, la recurría, y sí que podía negociarlo de cara a conseguir lo que quería.

"No es simplemente una cuestión monetaria", contaba Tardy en su muro. "Todos somos conscientes de las disparidades entre los sueldos de las personas de color y nuestros colegas blancos de Neftlix y Lionsgate, con lo que es descaradamente obvio. Sin embargo, nuestro poder de decisión fue socavado debido a la falta de transparencia y ofertas alternativas, y estas tácticas condujeron a que algunos individuos aceptaran tratos antes de que el grupo recibiera un justo y equitativo proceso de negociación".

Como era inevitable, Tardy lo achacaba todo a la doble moral. "Estas compañías han hecho recientemente comunicados e incluso donaciones para apoyar el movimiento Black Lives Matter. Quiero denunciar sus vergonzosas prácticas de discriminación y desigualdad racial (...) Hacer gestos simbólicos no te absuelve de tu responsabilidad diaria a la hora de realizar negocias de forma equitativa. El hecho de que ocurra tras las escenas de una serie que pretende denunciar un racismo y discriminación sistémicos es el epítome de la hipocresía".

En cuanto a Lionsgate, su portavoz se ha limitado a decir que fue "una negociación puramente financiera. Lionsgate está comprometida con un tratamiento equitativo sin importar raza, género, edad u orientación sexual. Estamos muy orgullosos de Queridos blancos y de su lugar en la conversación nacional sobre igualdad racial y justicia social y no podemos esperar al inicio de la cuarta temporada".

Netflix por su parte no ha querido hacer declaraciones, aunque el asunto podría dar al traste con la credibilidad de la serie.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento