Fiebre 'Dahmer': la serie del 'carnicero de Milwaukee' arrasa en Netflix con cero promoción

La cifras de la serie protagonizada por Evan Peters son comparables a 'Stranger Things', 'El juego del calamar' o 'Los Bridgerton'.
'Dahmer - Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer'
'Dahmer - Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer'
Cinemanía

¿Para qué gastar grandes sumas de dinero en promocionar una serie? En Netflix puede estar pegando fuerte esta pregunta (que a nadie sorprendería que se hubiera planteado mil veces antes, dado el historial de la plataforma) a raíz de las primeras cifras de audiencia de Dahmer - Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer, el nuevo éxito del momento en streaming.

La serie creada por Ryan Murphy donde Evan Peters interpreta al asesino Jeffrey Dahmer, conocido como el 'carnicero de Milwaukee', llegó a Netflix el pasado 21 de septiembre con el mínimo de fanfarria imaginable para un título con pedigrí suficiente para merecer mayor relevancia que anunciar su fecha de estreno con apenas una semana de antelación y un tráiler asilvestrado. 

Ni hubo aviso a los medios, ni entrevistas con los responsables de la serie, ni episodios adelantados para escribir críticas. Dahmer llegó a la plataforma envuelta en silencio total (el mismo día que la competidora Disney+ estrenó los primeros tres episodios de Andor, su nueva serie ambientada en el universo Star Wars) y arrasó sin más muletas que su presencia en las pantallas de inicio de los 221 millones de suscriptores de Netflix, y su machacona inclusión en las recomendaciones del algoritmo.

Que la serie estaba teniendo buena tracción fue inmediatamente identificable. Las menciones en redes sociales y la producción masiva de contenido SEO por parte de los medios de comunicación así lo indicaban. Quizás lo sorprendente sea la dimensión completa de ese alcance: 196,2 millones de horas de visualización en los primeros cinco días desde su estreno; siempre según los datos sin auditar facilitados por la propia Netflix.

Para darse cuenta de la magnitud de estos datos no solo pueden compararse con los de la segunda serie más vista durante ese mismo periodo (60,9 millones de horas para la segunda temporada de Destino: La saga Winx en su segunda semana), sino con los cosechados por los mayores éxitos de la plataforma: Stranger Things, El juego del calamar o Los Bridgerton.

La segunda temporada de Los Bridgerton (ocho episodios frente a los diez de Dahmer) alcanzó 193 millones de horas en su estreno, mientras que la cuarta temporada de Stranger Things llegó hasta los 286,7 millones. El caso de El juego del calamar es muy interesante, porque en su estreno hizo unas modestas 63 millones de horas para en la segunda multiplicarse vertiginosamente hasta 448,7 millones de horas (en la tercera llegó a superar los 571 millones).

Otra lectura de las cifras de escándalo de Dahmer la aporta que se trata del primer título producido por Ryan Murphy cuyo impacto parece a la altura del contrato multimillonario (300 millones de dólares en cinco años) que el cineasta firmó con Netflix en 2018. Fruto de este acuerdo han ido llegando series como The Politician, Hollywood, RatchedHalston, así como la película musical The Prom. Ninguna de ellas obtuvo ni una micra de la repercusión que ha logrado Dahmer. La próxima, que ya está lista, espera su turno.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento