Logo del sitio

"Cobardes": así defendió Werner Herzog a Baby Yoda en 'The Mandalorian'

El cineasta alemán está incluso más cautivado que tú por la criatura de 'The Mandalorian' y no podía soportar que la marioneta fuera reemplazada por CGI.
"Cobardes": así defendió Werner Herzog a Baby Yoda en 'The Mandalorian'
"Cobardes": así defendió Werner Herzog a Baby Yoda en 'The Mandalorian'

Vivimos en la era de Baby Yoda. Aunque Disney+ aún está disponible solamente en EE UU, Canadá y Holanda, el fenómeno de la serie The Mandalorian se ha hecho global (como demuestran sus cifras de piratería) y la pequeña criatura bebé (de 50 años, pero bebé) de la misma especie que Yoda se dedica a derretir corazones por todas partes.

Incluso el de Werner Herzog. No debería sorprender absolutamente a nadie que el cineasta de Munich, debutante en el universo Star Wars en el papel del villano de The Mandalorian, también esté completamente rendido a los encantos de Baby Yoda después de compartir horas de rodaje con él.

Tan encantado estaba Herzog con la marioneta de Baby Yoda con la que compartía escenas que, según Deborah Chow, directora de algunos episodios, el alemán empezó incluso a hablarle como si fuera un ser vivo.

"Fue una de las cosas más raras que me han pasado al dirigir", ha contado en Vanity Fair. "Estaba dirigiendo a Werner con la marioneta y él estaba encandilado. Creo que se le había olvidado que no estaba vivo, porque empezó a... más o menos, dirigir al bebé. Werner hablaba al bebé como si fuera de verdad".

Por si imaginar al director de Aguirre, la cólera de Dios Fitzcarraldo haciéndole arrumacos a un Yoda peluchito no fuera suficiente, además el productor David Filoni ha revelado hasta qué punto Herzog se mostró protector con el pequeñajo.

Cuando un día de rodaje Filoni y Jon Favreau retiraron la marioneta del set para rodar la escena sin ella para tener metraje de repuesto en el caso de que hiciera falta sustituirla por una versión digital en postproducción, Herzog no escondió su descontento. "Sois unos cobardes", les increpó con su ronca voz, valorada en varios quilates bronquiales. "Dejadlo así".

Si Werner Herzog reaccionó así al enterarse de la posibilidad de reemplazar una tierna marioneta de Yoda por un bichín CGI, no queremos ni imaginar lo que pasaría cuando los gifs de Baby Yoda desaparecieron de internet. Menudo disgusto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento