Allison Mack ('Smallville') se declara culpable de tráfico de mujeres para una secta sexual

La actriz de la serie 'Smallville' fue arrestada en 2018 y ha admitido sus crímenes ante el tribunal federal de Brooklyn, en Nueva York.
Allison Mack ('Smallville') se declara culpable de tráfico de mujeres para una secta sexual
Allison Mack ('Smallville') se declara culpable de tráfico de mujeres para una secta sexual

La actriz Allison Mack se ha declarado culpable de haber reclutado a mujeres para que se convirtieran en esclavas sexuales del líder de una secta con estructura piramidal.

Mack, conocida por su papel de Chloe Sullivan en la serie de televisión Smallville, fue arrestada en 2018 e investigada por el FBI en relación a su pertenencia a la secta conocida como NXIVM, una organización con estructura piramidal y sede en Albany (Nueva York) que ofrecía cursos y seminarios de desarrollo personal pero ocultaba una red de explotación sexual.

Mack es una de las seis personas detenidas por haber trabajado para el líder espiritual del culto, Keith Raniere. Dentro de la organización NXIVM, un grupo secreto llamado DOS se dedicaba a reclutar mujeres que debían mantener relaciones sexuales con el líder e incluso eran obligadas a grabarse sus iniciales en la piel, según la documentación recogida por la oficina del fiscal del Distrito Este de Nueva York que llevó el caso (vía NBC).

"Creía que la intención de Keith Raniere era ayudar a la gente. Me equivoqué", ha declarado Mack ante el tribunal federal de Brooklyn, recoge Associated Press. "Sé que puedo ser mejor persona, y lo seré", añadió."Debo asumir plena responsabilidad por mi conducta", ha declarado admitiendo su culpabilidad en cargos de extorsión. La actriz, que se encuentra bajo arresto domiciliario tras pagar una fianza de 5 millones de dólares, está acusada de reclutar a mujeres para incorporarse a la organización. Se llegó a sospechar que Emma Watson pudo haber estado entre sus objetivos.

En el momento de su incorporación a la secta, las mujeres tenían que revelar secretos familiares, así como fotografías desnudas, que se harían públicas si traicionaban a la organización. En uno de los ritos de iniciación, las mujeres tenían que grabarse en la pelvis las iniciales de Raniere, y mantener sexo con él. A cambio de esto, afirma el Departamento de Justicia, la actriz recibía una recompensa económica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento