Zac Efron sufrió depresión debido a su entrenamiento para 'Baywatch'

El actor ha afirmado que entrenaba de más y dormía tan solo cuatro horas. 
'Baywatch: Los vigilantes de la playa'
'Baywatch: Los vigilantes de la playa'
Cinemanía

A sus 34 años, Zac Efron lleva más de media vida dedicándose a la actuación. Creció frente a las cámaras y, siendo tan solo un adolescente, tuvo que hacer frente a la fama internacional con el fenómeno High School Musical, en el que daba vida al protagonista. 

El californiano conoce bien las dificultades a las que un intérprete tiene que hacer frente en la competitiva industria de Hollywood y el precio que a veces se paga. Sin ir más lejos, Efron ha desvelado ahora que sufrió depresión debido al entrenamiento al que se tuvo que someter para lucir un físico escultural en Baywatch: Los vigilantes de la playa (2017). 

En una entrevista para Men’s Health, el actor ha contado cómo fue el proceso: "Empecé desarrollando insomnio y caí en una depresión bastante dura durante mucho tiempo. Algo de aquella experiencia me quemó. Lo pasé muy mal volviendo a centrarme. Al final, lo atribuyeron a tomar demasiados diuréticos durante demasiado tiempo, eso revolvió algo". 

Tal y como ha relatado, en aquel momento entrenaba de más, comía las mismas tres comidas al día, pero dormía tan solo cuatro horas por la noche debido a su régimen de ejercicios y el calendario de producción del filme. "Ese aspecto de Baywatch, no sé si es realmente alcanzable", ha afirmado: "Hay muy poca agua en la piel. Es falso; parece CGI. Y conseguir eso requirió Laxis y diuréticos muy potentes. No quiero hacer eso. Prefiero tener un 2-3% de grasa corporal extra".

Tardó seis meses después del final del rodaje de Baywatch en volver a sentirse cómodo consigo mismo. "En determinado momento, soñaba con cómo sería no tener que estar en forma todo el tiempo", ha relatado: "¿Qué pasaría si dijera 'Que le den' y me dejara ir? Así que lo intenté y lo conseguí. Y por todas las razones por las que pensé que sería increíble, fui tremendamente infeliz. Mi cuerpo no se sentía sano; no me sentía vivo. Me sentía abatido y lento". 

La cirugía que nunca fue

En esta misma entrevista, el actor habla también sobre un percance que sufrió al mudarse a Australia. En abril de 2021, los medios se hacían eco de una posible cirugía estética a la que el actor habría podido someterse debido al cambio que se percibió en su rostro. 

Efron cuenta que incluso su madre se alarmó al verle, pero su transformación no tuvo nada que ver con el bisturí. Ahora ha desvelado que en realidad se rompió la mandíbula y sus músculos maseteros se inflamaron por la lesión. El californiano aún hace terapia física para ejercitar sus pómulos. 

"Los maseteros crecieron. Se pusieron enormes", ha recordado: "Si valorara los pensamientos de otra gente como ellos igual piensan que hago, definitivamente no habría podido hacer este trabajo". 

Recordemos que Efron vuelve ahora a la gran pantalla con Yo me encargo de la cerveza, lo nuevo de Peter Farrelly, en la que interpreta a un hombre que viaja a la guerra de Vietnam para llevar a los soldados unas latas de su cerveza norteamericana favorita. Podrá verse el 30 de septiembre en Apple TV+. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento