'Waterworld': el rodaje extremo de una película incomprendida y memorable

Así fue el catastrófico rodaje de una película incomprendida: cuando a Kevin Costner se le metió en la cabeza ir en busca de la Tierra seca.
'Waterworld': el rodaje extremo de una película incomprendida y memorable
'Waterworld': el rodaje extremo de una película incomprendida y memorable

Reivindicar es mucho más satisfactorio que vilipendiar. Aunque una cosa no se entiende sin la otra claro, claro. Como si quisiéramos releer sin haber leído antes. El caso es que 25 años después de que toda la crítica esperara con el cuchillo entre los dientes el estreno de Waterworld para destrozarla despiadadamente y sepultar así la carrera de su estrella, Kevin Costner, esta película hay que celebrarla. Es casi mitológica, al menos lo es su rodaje.

Así ocurre con Apocalypse Now, que cuando a Eleanor Coppola le dio por contar qué ocurrió durante esos días de drogas, anginas de pecho y la guerra civil en filipinas, hizo una obra capaz de hacer sombra a la de su marido, el documental Corazones en tinieblas; está en Filmin y demostró que la historia detrás de una película puede superar al propio filme en sí.

Ojalá se haga un documental de todo lo que ocurrió en el rodaje de Waterworld. Existe Maelstrom: The Odyssey of 'Waterworld' pero hay mucho más terreno que cubrir. Esta sería la estructura del guion:

LA IDEA

'Waterworld': el rodaje extremo de una película incomprendida y memorable

Un argumento sencillo destinado a ser cine de serie B pasa a ser una gran producción de 65 millones de dólares. El guion se escribió 36 veces por 36 pares de manos distintas. Solo están acreditados dos de esos guionistas. Pero hay uno que llama la atención por encima del resto, y ese es Joss Whedon, el tipo que ha dirigido las dos primeras películas de Los Vengadores.

De sus siete semanas en ese absoluto infierno que debió ser el rodaje de Waterworld, Whedon cuenta en una entrevista a AV Club: “Tienen una buena idea, después escriben un guion muy genérico y de repente a nadie le importa la idea. No había agua en las últimas 40 páginas del guion. Todo tiene lugar en tierra, o en un barco, o lo que sea. Escribí algunos juegos de palabras y algunas escenas que ni siquiera puedo sentarme a ver porque salieron muy mal”.

Y en el fondo la idea tampoco es que fuera superoriginal teniendo en cuenta la influencia de Mad Max. Los dos guionistas que sí que fueron acreditados hablaban de lo inspiradora que resultó la película de George Miller. Tan inspiradora que comparten director de fotografía, Dean Semler.

LA ESTRELLA

'Waterworld': el rodaje extremo de una película incomprendida y memorable

Hay dos caprichos de la estrella que merecen la pena ser mencionados. Uno es la villa con vistas al océano que le costó al estudio 4.500 dólares la noche.

Y otro la obsesión de Kevin Costner con su pelo. Tenía poco y muy fino, y cuando se mojaba se veían los claros; y bueno, que al final hubo que dedicar parte del presupuesto a ponerle pelo digital.

EL PLATÓ

'Waterworld': el rodaje extremo de una película incomprendida y memorable

¿Sabéis a dónde no se dedicó ni un solo céntimo de CGI? Al set de rodaje. La inmensa construcción del atolón que aparece en la película acabó con todo el acero que había disponible en Hawái así que tuvieron que ir a buscarlo al resto del país.

De paso también trasladaron, desde la zona continental de EE UU, las réplicas de dos barcos enormes, que eran los que utilizaba el protagonista “obligando al estudio a pagar una ampliación en el aeropuerto de Hawái que permitiese aterrizar los Boeing 747 que los transportaban”, cuenta Juan Sanguino en este artículo de ICON en el que sentencia con mucho tino: “En el momento en el que a alguien esto le pareció buena idea, ese rodaje estaba condenado”. 

EL CLIMA

'Waterworld': el rodaje extremo de una película incomprendida y memorable

En 1995 no existían aplicaciones sobre el clima que estuvieran al alcance de todos así que los estudios tenían que decidir si gastar dinero o no en mirar el tiempo que les iba a hacer en Hawái. Decidieron que no y un huracán destrozó todos los decorados.

Lo peor de todo es que es la segunda vez que les pasaba, Universal tuvo un problema muy similar con Parque Jurásico. 

ACTORES A PUNTO DE MORIR

'Waterworld': el rodaje extremo de una película incomprendida y memorable

Entre 40 y 50 personas al día tenían que ser atendidas por médicos debido a los mareos y náuseas que les producía el entorno (a diario había que mover a todo el mundo desde la costa al decorado en mar abierto, unos 500 metros en lancha incluso si querías ir al baño).

Pero es que la joven Tina Majorino, que tenía 9 años durante el rodaje y que ahora a pesar de estar lejos de ser una estrella sí que ha conseguido tener una sólida carrera como actriz, estuvo a punto de morir, literalmente, junto a su compañera de reparto, Jeanne Tripplehorn. Ambas cayeron al mar y tuvieron que ser rescatadas por 12 buzos.

Incluso Kevin Costner se jugó la vida rodando una escena de acción cuando quedó amarrado a lo alto de un mástil. Necesitaron dos horas para bajarlo.

MESES DE RODAJE

Esta epopeya duró 157 días. 157 largas jornadas de cansancio, incomodidades, una estrella de Hollywood absolutamente desatada, un director con problemas para controlar las jornadas de trabajo, dos huracanes y un montón de críticos con ganas de humillar a Costner.

MUCHO DINERO

'Waterworld': el rodaje extremo de una película incomprendida y memorable

Desde ese presupuesto inicial de 65 millones el coste de la producción engordó hasta los 235 millones de dólares contando la campaña de marketing que acompañó al estreno.

Y aunque Waterworld siempre se ha vendido como un rotundo fracaso lo cierto es que fue número uno en taquilla. En EE UU llegó a recaudar 88 millones y en el resto del mundo 176 así que al final Universal logró recuperar lo invertido e incluso obtener beneficio con los distintos lanzamientos en Blu-ray.

EL LEGADO

Hoy es una película de culto que debe ser reivindicada. Es de una ambición tan inconmensurable que patina pero ahí está parte de su gracia. Ahí y en un par de momentos difícilmente olvidables.

“Es una de las mejores películas jamás hechas y todos dijeron que era mala. Durante años lo dijeron y ahora la gente la ve y se quita el velo” comentaba Robert Pattinson sobre Waterworld. Razón no le falta: Waterworld ha tenido una segunda vida en su programación en televisión y en su formato doméstico. 25 años después perdura, tiene encanto, sigue siendo una película con vocación de mostrar algo maravilloso al espectador.

Y por cierto, Costner superó el declive al que le llevó rodar Mensajero del futuro, porque esa sí fue un estrepitoso fracaso en taquilla. Hoy es un actor consagrado y respetado que un día a mediados de los 90 pudo ser una estrella de Hollywood.

Hace cinco años volvió a hablar de Waterworld, un filme que ama:  “Lo único que sé es que nunca tuve que defender con la cabeza bien alta una película cuando la mayoría va en el sentido contrario. Con todas sus imperfecciones, la película fue una alegría para mí. Me alegro al mirar atrás y haber participado en ella”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento