Warner planea borrar digitalmente el tatuaje plagiado de Mike Tyson

El tatuador habitual del púgil demandó a la película de Todd Philips por usar uno de sus diseños sobre el 'careto' de Ed Helms. Ahora, el artista quiere que lo eliminen del dvd. Por CINEMANÍA
Warner planea borrar digitalmente el tatuaje plagiado de Mike Tyson
Warner planea borrar digitalmente el tatuaje plagiado de Mike Tyson

Tras una juerga de esas que te dejan amnésico (como la de Resacón en Las Vegas, sin ir más lejos), una sorpresa muy desagradable es mirarte al espejo y encontrarte con que un tatuaje muy llamativo... Y cubriendo tu cara. Justo lo que, según hemos visto en tráilers y pósters, le ocurre al personaje de Ed Helms en Resacón 2: ¡Ahora en Tailandia! Pero los problemas no acaban ahí, al menos fuera de la pantalla: resulta que, entre la bruma etílica, el personaje de Helms decide hacerse el tatu a semejanza del que luce un viejo amigo suyo y de sus amigos Bradley Cooper y Zack Galifianakis: Mike Tyson. Algo que al tatuador de Tyson no le hace ninguna gracia, por algo tan propio de la industria como la violación del copyright

El tatuador, de nombre Victor Withmill, ha lanzado demanda tras demanda contra la secuela juerguista de Todd Philips y la productora Warner Bros. Según formularon sus abogados en su primera demanda, el diseño que agracia los caretos de Tyson y Helms es "uno de los tatuajes más conocidos de EE UU" y se ha incluído en el filme "porque el boxeador figuraba en la primera entrega", constituyendo una referencia reconocible. En cristiano: al copiarlo, los creativos de Warner incurrieron en un acto de piratería.

¿Qué demandaba el puntilloso artista? Pues nada menos que el secuestro judicial del filme, algo que habría impedido su estreno en EE UU el 26 de mayo. O, en su defecto, una compensación económica de 30 millones de dólares (20,7 millones de euros).

Finalmente, Resacón 2 pudo estrenarse sin problemas en EE UU, pero eso no ha significado el fin de sus tribulaciones. Porque, según la jueza de Los Ángeles que instruyó el caso, Withmill no tiene derecho a interrumpir el lanzamiento de la película (que llegará a España el 26 de junio), pero sí puede proseguir con sus acciones judiciales. ¿Cuál ha sido la respuesta del estudio? Según se ha sabido hoy, Warner planea borrar digitalmente el tatuaje de las copias en dvd de la película. Lo cual, según señala FilmDrunk, obligaría a retocar todas las escenas en las que Helms lo lleva puesto: prácticamente todo el filme. Lo cual impediría su lanzamiento en dvd y Blu-ray, previsto para diciembre.

Parece que la razón se impondrá y el caso acabará con un acuerdo extrajudicial (y una generosa compensación financiera para el tatuador) el próximo 16 de junio. Esperamos que este asunto haga pensárselo dos veces a los mandamases de Hollywood a la hora de lanzar querellas multitudinarias por violaciones de copyright. Pero lo dudamos mucho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento