'Star Wars': George Lucas acaba de conocer a Baby Yoda y ya lo ama (creemos)

La estrella indiscutible de 'The Mandalorian' ha sido vista siendo acunada en los brazos de la persona que creó todo su universo.
'Star Wars': George Lucas acaba de conocer a Baby Yoda y ya lo ama (creemos)
'Star Wars': George Lucas acaba de conocer a Baby Yoda y ya lo ama (creemos)

La nueva fase de Star Wars a manos de Disney ha sido casi tan discutida como lo fue la trilogía de precuelas en su momento, llegando esta controversia a un punto límite con la desigual recepción de El ascenso de Skywalker. La película de J.J. Abrams pretendía dar un broche de oro a una saga de nueve películas pero se ha acabado marchando por la puerta de atrás, mientras los fans de la saga (capaces tanto de lo mejor como de lo peor) parecen haber alcanzado por fin cierta unanimidad alrededor de un producto: The Mandalorian, cuya primera temporada ha emitido Disney+.

A todo el mundo le ha encantado The Mandalorian (sobre todo si la ha visto, cosa que en España no podemos hacer aún), y el principal motivo para ello es la presencia de Baby Yoda. Una criatura furiosamente adorable de la cual Disney ya está tardando en comercializar juguetes, y que hoy está revolucionando nuevamente las redes sociales debido a una imagen que ha posteado en Twitter Jon Favreau, showrunner de la serie que ya está envuelto en su segunda temporada. Preparaos, que esto es fuerte:

pic.twitter.com/y121exIBtZ

— Jon Favreau (@Jon_Favreau) January 17, 2020

En la imagen aparece Baby Yoda acunado en brazos de George Lucas, creador original de Star Wars que en 2012 le vendió la marca a Disney. Este cineasta nunca ha llegado a mantenerse al margen, sin embargo, ejerciendo de asesor en varias películas de la nueva fase y mostrando alguna que otra vez su descontento por el rumbo que ha tomado Star Wars. ¿Se amplía este descontento a The Mandalorian y a esta adorable criatura? Su cara es algo enigmática, pero apostaríamos a que no porque, en fin. Es Baby Yoda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento