'Spaceship Earth', el fascinante experimento ecologista que acabó como 'Gran Hermano'

En 1991, ocho personas ingresaron voluntariamente en una biosfera construida para demostrar que el ser humano podía sobrevivir en otros planetas. Ahora, un documental cuenta su historia
Spaceship Earth
Spaceship Earth
Filmin

“Sus creadores dicen que es ciencia; sus detractores, que es una atracción turística puesta en marcha por personajes cuestionables”, dice un presentador de telediario sobre Biosphere 2, la biosfera que, a principios de los años noventa, acogió a un grupo de visionarios dispuestos a inventar un microuniverso en el que los humanos pudiesen vivir en otros planetas y cuya historia recoge Spaceship Earth, este fascinante documental construido a partir de un ingente material de imagen de archivo y testimonios de sus participantes.

Esta curiosa invención es solo la punta del iceberg del legado de sus creadores, una pandilla de amigos reconvertida en los años 60 en una especie de compañía de teatro/comuna capitalista que floreció alrededor de la carismática figura de John Allen, un licenciado en Harvard con un llamativo parecido a Jack Kerouac. Los sinergistas, así se llamaban a sí mismos, leían mucho a Burroughs y a los primeros científicos que, ya por aquel entonces, empezaban a alertar sobre el cambio climático. 

Con la ayuda económica de Edward Bass, un multimillonario texano, empezaron construyendo su propio rancho, después diseñaron un barco y viajaron en él por todo el mundo montando distintos negocios, desde un hotel en Katmandú construido con sus propias manos hasta una galería de arte en Londres.

Spaceship Earth
Spaceship Earth
Filmin

Cada vez más concienciados con el desastre medioambiental y alucinados tras una proyección de Naves misteriosas (Douglas Trumbull, 1972), los sinergistas se lanzaron en 1986 a la carrera especial a su manera: construyeron una biosfera con especies de todo el planeta, incluidos los humanos, que pasarían dos años dentro intentando demostrar que podían alimentarse y equilibrar los niveles de CO2 y oxígeno sin salir de allí. 

El proyecto naufragó, pero no por inanición o ahogamiento de sus habitantes. Como buena reproducción a escala de la Tierra, fue la fauna y no la flora la que dio al traste con todo en una sucesión de peleas internas, paranoia persecutoria del líder, la increíble aparición de un joven Steve Bannon y la presión social de los medios, empeñados en convertir el experimento ecologista en Gran Hermano.

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento