Logo del sitio

Roland Emmerich se arrepiente muchísimo de 'Independence Day: Contraataque'

Ahora mismo su mayor error ha sido recordarnos que esa secuela existió.
Roland Emmerich se arrepiente muchísimo de 'Independence Day: Contraataque'
Roland Emmerich se arrepiente muchísimo de 'Independence Day: Contraataque'

Puedes pensar que este año ha estado especialmente plagado de secuelas innecesarias de sagas cadavéricas que nadie había pedido (Men in Black International, X-Men: Fénix Oscura, Terminator: Destino oscuro), pero haz un poco de memoria y recuerda que en 2016 se estrenó una que vale por varios de estos accidentes ferroviarios. Hablamos de Independence Day: Contraataque. 

Y ya sabemos que puede ser doloroso recordar la existencia de esa tardía e injustificable continuación 20 años después de Independence Day, pero ha sido su propio director Roland Emmerich quien lo ha hecho. Ah, y él tampoco está nada satisfecho con el resultado final de su película, hasta el punto de que podríamos considerarlo arrepentido. Quizás tanto como cualquiera de los que pagamos una entrada de cine para ver a la pobre Charlotte Gainsbourg metida en ese berenjenal.

"Yo solo quería hacer una película exactamente como la original", ha explicado el director alemán en una entrevista para Yahoo Movies UK. "Pero en medio de la producción Will Smith se marchó porque prefirió hacer Escuadrón Suicida". 

El buen olfato de Will Smith para elegir unos papeles por delante de otros ya quedó retratado en el pasado así que lo saltaremos sin más comentario. Pero el mayor problema en este caso, según Emmerich, es que la marcha de su estrella principal los dejó con un importante problema de guion.

"[En ese momento] Debería haber parado la película, porque teníamos un guion mucho mejor y me vi obligado a improvisar otro distinto muy rápido", confiesa el director. "Debería haber dicho que no. De repente estaba haciendo algo que siempre he criticado: una secuela".

Es más, en cierto momento los planes del estudio, 20th Century Fox, pasaron por hacer una doble secuela de Independence Day, dividiendo la historia en dos largometrajes. El raquítico resultado en taquilla de Contraataque desintegró esa idea para siempre. Lo que nos quedó es un ejemplo prístino de lo que sucede cuando Hollywood decide hacer porque sí una secuela de cualquier producción que fue exitosa en el pasado, sin que haya ninguna justificación narrativa o artística detrás.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento