Por qué Hans Landa es el mejor personaje de Tarantino

El director ha explicado qué hace del coronel nazi interpretado por Christoph Waltz el más único y divertido que ha escrito nunca.
Hans Landa.
Hans Landa.
CINEMANIA

A lo largo de su impresionante carrera, Quentin Tarantino se las ha apañado para lanzar un buen número de personajes al pantéon de la cultura popular. Personajes inquietantes, de incombustible carisma y capacidad para lanzar grandes frases, que en muchas ocasiones son terriblemente buenos en su trabajo. Es lo que pasa con la letal Novia de Uma Thurman. O, en el modo más psicópata, con el Sr. Rubio de Michael Madsen. O, ni que decir tiene, el Señor Lobo de Harvey Keitel, que se presentaba como alguien que "soluciona problemas".

Sin embargo, Tarantino nunca ha escrito a nadie tan profesional, ni tan aterrador, como al coronel Hans Landa, cuya interpretación a manos de Christoph Waltz fue merecedora de un Oscar de la Academia. El propio director ha dicho en varias ocasiones que lo considera el mejor personaje que ha escrito nunca, y durante una reciente entrevista con Empire ha profundizado en las razones. Al parecer, es esta misma profesionalidad lo que tanto le seduce, y lo que incluso le condujo a un par de dudas mientras escribía el guion de Malditos bastardos.

"Desde el minuto que entra en una escena, él la domina. Todo aquello en lo que se supone que tendría que ser bueno, es bueno. Me encontré con una situación muy interesante con él que no había tenido con ningún otro personaje", contaba. "Era el hecho de que no solo era un villano, no solo era un nazi, sino que además era alguien conocido como el Cazajudíos (...) y cuando cerca del final de la película empieza a entender qué pretenden los Bastardos, la audiencia quiere que los descubra".

Landa ha demostrado ser tan inteligente a la hora de desenmascarar judíos que Tarantino pensó que lo más lógico era que no tuviera problemas a la hora de enfrentarse con el grupo liderado por Brad Pitt. "No es que el público lo apoye, pero es una jodida película, y si él los descubre va a ser una película mucho más emocionante. No quieren que les decepcione. Ya hemos establecido que conoce los secretos de todo el mundo, así que también tiene que conocer los suyos. Y será un clímax más emocionante si lo hace".

Por ello, Tarantino tuvo que dar con ese giro que convertía a Landa en un personaje mucho más interesante de lo que ya parecía, y que acababa de rematar la experiencia tan apasionante que suponía Malditos bastardos. La buena experiencia con Waltz le llevó asimismo a volver a ficharlo (con otro Oscar de por medio) para Django desencadenado, y teniendo en cuenta lo bien que funciona esta pareja en pantalla ojalá repitan para la que será la décima (y se supone última) película de Tarantino como director.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento