"Papá, no quiero ser cineasta": 5 hijos de directores sin nada que ver con el cine

Sus padres han triunfado en el séptimo arte, pero estos cinco vástagos del celuloide emplean sus talentos en otras actividades. Por YAGO GARCÍA
"Papá, no quiero ser cineasta": 5 hijos de directores sin nada que ver con el cine
"Papá, no quiero ser cineasta": 5 hijos de directores sin nada que ver con el cine

Si la paternidad es una tarea difícil en cualquier contexto, imagínate el papelón que supone para un director de cine. No hablamos sólo de que tus ocupaciones (rodajes, reuniones con las productoras, saraos diversos) te dejen poco tiempo para ir a ver a tu retoño o retoña en la obra de teatro del cole. Es que, a fuerza de criarse entre celuloides, al niño (o la niña) pueden entrarle ganas de seguir tus pasos. No negamos que, a veces, la cosa salga bien: ahí tenemos a Sofia Coppola, llenando de orgullo a papá Francis Ford. Pero, en el peor de los casos, tu apellido puede acabar figurando en películas que tú no firmarías ni harto de vino. ¿O es que nadie se acuerda de Nick Cassavetes?

De ahí que, en muchas ocasiones, los hijos de los cineastas más famosos reflexionen, se planten y decidan que la cosa de las cámaras y los platós no es para ellos. En este informe, CINEMANÍA te presenta a cinco personas con apellidos muy cinéfilos, pero cuya relación con el séptimo arte se queda en lo exclusivamente familiar.

Max Brooksmel_brooks_max_brooks

Es hijo de... Mel Brooks. En concreto, hablamos del primogénito que el autor de El jovencito Frankenstein y su esposa Anne Bancroft trajeron a este mundo en 1972.

Y trabaja como... Escritor. De hecho, es muy probable que su nombre te suene, porque hablamos del autor de Guerra mundial Z, el volumen de historia-ficción en el que se basa la película de Brad Pitt. Con un doctorado en Historia, el joven Max fue actor en sus años mozos, e hizo sus pinitos en la comedia como guionista de Saturday Night Live. Pero en 2003, cuando su libro Zombies: Guía de supervivencia se convirtió en un best seller, descubrió que su futuro estaba en los muertos vivientes. Brooks también ha hecho incursiones como guionista de tebeos, y es miembro fundador de la Sociedad para la Investigación de los Zombies.

Y papá, ¿cómo lo lleva? A sus 87 años, el gran Mel está ya muy ancianito para hacer propaganda de las excelencias de su retoño. Pero, vistas las fotos, juraríamos que la relación entre ambos es muy buena. Y nosotros esperamos que, algún día, Max se deje de zombies y escriba la versión novelada de Judíos en el espacio.

Kyle Eastwoodkyle_eastwood_clint_eastwood

Es hijo de... Clint Eastwood. Nacido en 1968, Kyle no fue el primogénito del gran anciano de Hollywood, pero sí el primer vástago al que este reconoció legalmente.

Y trabaja como... Bajista de jazz. Y de los buenos, además, si hacemos caso a las críticas. Aunque Clint nunca fuese (según propia confesión) un padre ejemplar, su amor por la música permitió a Kyle escuchar a Miles Davis, Thelonious Monk y Dave Brubeck desde pequeñito, de modo que el futuro del joven estaba escrito en un pentagrama. Su grupo, el Kyle Eastwood Quartet, ha grabado seis álbumes, el primero en 1998, y el último (por ahora) en 2013.

Y papá, ¿cómo lo lleva? Estupendamente. Al principio, Clint trató de lanzar la carrera como actor del chaval, dándole un papel en El aventurero de medianoche e incluso comprando el guión de Karate Kid a fin de que tuviese un vehículo de lucimiento. Pero, cuando quedó claro que a Kyle le iba más la música, Eastwood padre contó con él para echarle una mano en sus bandas sonoras.

Ronan Farrowronan_farrow_woody_allen

Es hijo de... Woody Allen. Hablamos del único hijo biológico que produjo la relación entre el genio de Manhattan y Mia Farrow. Un detalle que todas las partes implicadas preferirían olvidar.

Y trabaja como... Analista político. Aunque decir eso sería quedarse muy corto. Dotado con un cociente intelectual estratosférico, Ronan ingresó en la universidad a los 11 años y obtuvo su primera licenciatura a los 15, para después cosechar honores en la facultad de Derecho de Yale. Protegido de Hillary Clinton, ha trabajado para la ONU y para el Departamento de Estado de EE UU, considerándosele hoy, a sus 25 primaveras, como una de las personas más carismáticas e influyentes de la política estadounidense. ¿Veremos a un hijo de Woody Allen en el Despacho Oval? Pues no lo descartes...

Y papá, ¿cómo lo lleva? Mal, tirando a fatal. Ronan (quien, como habrás observado, lleva el apellido materno) apenas ha visto a su padre desde que era un niño pequeño, cuando el romance entre el cineasta y Soon-Yi Previn saltó a los titulares. Hoy en día, no pierde ocasión de declarar que dicha relación le parece antinatural, y que no soporta a su progenitor. El año pasado, de hecho, emitió un tuiteo especialmente vitriólico dedicado a Woody: "Feliz día del padre. O, como decimos en mi familia, 'feliz día del cuñado".

Carlos Berlangacarlos_berlanga_luis_garcia_berlanga

Era hijo de... Luis García Berlanga. Carlos no fue el único hijo del cineasta valenciano en destacar creativamente, pero sí el que logró mayor popularidad.

Y trabajó como... Músico. Y qué músico: aunque su nombre no te suene, seguro que sabrías reconocer muchas canciones suyas, como Bailando, Horror en el hipermercado, Ni tú ni nadie o A quién le importa. Junto a Alaska y a Nacho Canut, Carlos Berlanga formó parte de la primera hornada del punk español (Kaka de Luxe) para después pasarse a la Nueva Ola acelerada (Pegamoides) y entregar hits a destajo con el pop inclasificable de Dinarama. Cuando este último conjunto partió peras en 1989, Berlanga inició una carrera en solitario mucho menos exitosa comercialmente, pero que le convirtió en referente para modernos e indies. Falleció en 2002.

Y papá, ¿cómo lo llevaba? Antes de morir en 2010, Luis García Berlanga sufrió la peor desgracia posible: ver morir a uno de sus hijos. Por ello, preferimos no profundizar en su relación con Carlos.

Amanda Lucas

Es hija de... George Lucas. Amanda fue adoptada en 1981 por el creador de Star Wars y su esposa de entonces, la montadora Marcia Lucas. Tiene dos hermanos, adoptados por Lucas como padre soltero.

Y trabaja como... Luchadora. Vista su musculatura, y teniendo en cuenta su palmarés, diríamos que Amanda podría apalear a un lord del Sith sin necesidad de sable de luz. Tras pasarse su infancia siendo una chica gordita y acomplejada, según cuenta ella misma, se tomó muy en serio lo de la preparación física, y ahora es una campeona de artes marciales mixtas (MMA), habiendo sufrido sólo una derrota en el circuito. Si quieres observar sus habilidades, échale un vistazo al vídeo de arriba.

Y papá, ¿cómo lo lleva? Mejor de lo esperable: el patriarca galáctico confiesa haberse aficionado a las cosas del ring gracias a las actividades de su retoña. Además, Amanda y sus hermanos hicieron cameos en las tres precuelas de la saga. ¿Veremos a la chica luciendo músculos en el Episodio VII?

Más noticias de cine, próximos estrenos y series de televisión en CINEMANÍA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento