Logo del sitio

Adiós a Vangelis, el compositor que unió el cine con la música electrónica

El teclista griego, nacido en 1943, ganó su único Oscar en 1982 por 'Carros de fuego'. 
Vangelis, en su estudio.
Vangelis, en su estudio.
Cinemanía

Vangelis, el compositor y teclista griego que ganó el Oscar en 1982 por su BSO para Carros de fuego, ha fallecido a los 79 años en Francia. Según Variety, la causa de su muerte no ha sido revelada. 

Nacido en 1943, con el nombre de Evangelos Odessey Papathanassiou, en la ciudad tesalia de Agra, Vangelis saltó a la fama en la década de los 60 tras exiliarse a París junto a sus compañeros de Aphrodite's Child. Con este grupo de rock psicodélico en cuyas filas también militó el cantante Demis Roussos, grabó singles de éxito como Rain and Tears y el aclamado (y escandaloso) álbum 666, en el que colaboró la actriz Irene Papas. 

Si bien el teclista ya había compuesto música para cine en su país natal, su fama como autor de bandas sonoras comenzó a incubarse en el país galo, donde prestó su talento a filmes como Sex-Power (1970), Amore (1974) y la serie documental L' apocalypse des animaux (1973). 

De hecho, la realización de música para documentales sobre vida salvaje fue una constante en la carrera de Vangelis: L'enfant, tema realizado para la serie L' opera Sauvage (1976) se convirtió en uno de sus temas más conocidos después de que Peter Weir lo emplease en El año que vivimos peligrosamente (1982). Asimismo, escribió la BSO de la española Mater Amatísima (1980), drama sobre un niño autista y su madre protagonizado por Victoria Abril y con guion de, entre otros, Bigas Luna. 

En 1981, Vangelis vio asentarse definitivamente su fama en la industria cinematográfica gracias a la banda sonora de Carros de fuego, el drama atlético dirigido por Hugh Hudson. Sus composiciones se llevaron el Oscar correspondiente, uno de los cuatro que ganó la película, y el celebérrimo tema principal se convirtió en una de las melodías más reconocibles de los años 80. 

El carácter de Vangelis distaba de ser fácil, como demostró cuando Ridley Scott recurrió a él para ponerle música a su Blade Runner. Si bien el resultado acabó siendo uno de los trabajos más aclamados del músico, sus desavenencias con el no menos iracundo director le llevaron a oponerse durante muchos años a la edición de la banda sonora en formato álbum. 

Otras películas célebres con música de Vangelis son Desaparecido, Motín a bordo, Francesco (el biopic de San Francisco de Asís dirigido por Liliana Cavani y protagonizado por Mickey Rourke) y Lunas de hiel, de Roman Polanski. En 1992, el compositor y Ridley Scott enterraron el hacha de guerra para volver a trabajar juntos en 1492: La conquista del paraíso. 

La última partitura de Vangelis para una gran producción de Hollywood fue la BSO de Alejandro Magno, el biopic del conquistador macedonio dirigido por Oliver Stone en 2004. Durante las últimas décadas, el compositor siguió trabajando frecuentemente para el cine, si bien sus composiciones estuvieron destinadas principalmente a documentales. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento