Muere Robert Evans, productor clave del Nuevo Hollywood

Excesivo, autoritario y poco escrupuloso, Evans trabajó en 'Chinatown', 'Marathon Man' y (sin acreditar) en 'El padrino' I y II, 'La semilla del diablo' y muchos otros clásicos.
Muere Robert Evans, productor clave del Nuevo Hollywood
Muere Robert Evans, productor clave del Nuevo Hollywood

Robert Evans, el productor que convirtió a Paramount en uno de los estudios insignia del 'Nuevo Hollywood' de los 70, falleció el sábado a los 89 años de edad, según informa Variety. Entre los filmes más destacados con su nombre en los créditos se cuentan Chinatown, Marathon Man, Cowboy de ciudad Cómo perder a un chico en 10 días, aunque también colaboró (sin acreditar) en La semilla del diablo, El padrino, El padrino II y muchísimos otros.

Nacido Robert Shapera en Nueva York, Evans empezó en Hollywood como actor, consiguiendo su primer papel con frase (El hombre de las mil caras, 1957) debido a su parecido físico con Irving Thalberg, uno de los productores más importantes del cine clásico. Algo que resultó profético porque, tras algunos papeles de menor cuantía, decidió que su futuro estaba en los despachos.

Guapo, poco escrupuloso, de vida sentimental turbulenta (su matrimonio con Ali McGraw, que le abandonó por Steve McQueen, es historia del cotilleo cinéfilo) y aficionado a los excesos químicos, Evans atravesó los 70 como un elefante en una cacharrería, toreando al magnate Charles 'Bud' Bludhorn y cocinando conspiraciones disparatadas junto a su amigo Warren Beatty. Durante su época como jefe de producción en Paramount, los éxitos del estudio (Love Story) hacían historia de los rankings de taquilla. Y sus fracasos, como Harold y Maude, acababan convirtiéndose en filmes de culto.

En 1980, Evans fue condenado por tráfico de cocaína. En 1983, su carrera sufrió un golpe aún más grave cuando su socio Roy Radin fue asesinado en plena preproducción de Cotton Club. El demencial rodaje de este filme enfrentó definitivamente al productor con Francis Ford Coppola, hasta entonces un amienemigo con el que mantenía épicos tiras y aflojas.

En 1998, Evans sufrió un ictus durante una cena homenaje a Wes Craven. Aunque siguió trabajando y conservó su despacho en la sede de Paramount, muy pocos de sus proyectos llegaron a ver la luz desde entonces, y la mayoría de ellos (El Santo, Sliver) carecían de la grandeza de las películas que produjo durante sus años de gloria. En 2003, el año en el que se retiró, trabajó en Kid Notorious, una serie animada de Comedy Central inspirada en sus correrías.

Robert Evans se casó siete veces. Deja un hijo, el actor y director Josh Evans. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento