'Borat 2': Maria Bakalova habla sobre su polémica escena con Rudy Giuliani

"Tenía el corazón a mil por hora", asegura la actriz sobre la controvertida escena que rodaron en una habitación de hotel con cámara oculta.
Maria Bakalova
Maria Bakalova

Si por algo va a ser recordada Borat 2 es, entre otras cosas, por habernos descubierto a Maria Bakalova, la actriz detrás de Tutar, la peculiar hija del protagonista al que da vida Sacha Baron Cohen. A sus 24 años, la actriz búlgara es la protagonista indiscutible de la secuela de Borat, de cuya existencia nos enteramos cuando ya estaba a punto de estrenarse en Amazon Prime Video.

Recordemos que, como ocurría en el film original, gran parte del metraje de Borat 2 está formado por escenas de cámara oculta en las que Baron Cohen y ahora Bakalova ponen en aprietos a las personas con las que se van topando. En este caso, uno de ellos ha sido Rudy Giuliani, ex alcalde de Nueva York y uno de los principales partidarios de Donald Trump.

El político republicano de 76 años se ha visto involucrado en una escena muy comprometida del filme, en la que, tras una entrevista falsa, sube con Tutar a una habitación de hotel a tomarse una copa. En la estancia, que tiene una cámara oculta, Giuliani se tumba en la cama frente a la actriz y se mete las manos dentro de los pantalones. Justo entonces irrumpe Borat gritando: "Tiene 15 años, es demasiado vieja para ti". Giuliani termina llamando a la policía.

"El vídeo de Borat es una invención", ha tuiteado Giuliani. "Solo me estaba metiendo la camisa tras quitarme el equipo de grabación. En ningún momento antes, durante y después de la entrevista fui inapropiado. Si Sacha Baron Cohen dice lo contrario es un mentiroso".

Ahora, Bakalova se ha referido ahora a la escena en una entrevista para The New York Times. Al ser preguntada sobre si en algún momento del rodaje sintió miedo, ha respondido: "Tal vez en la escena en la que estábamos en el hotel y Ruby Giuliani llamó a la policía, tenía miedo de que algo pasara. Pero, por suerte, escapamos".

La actriz ha afirmado que estaba "nerviosa" antes de entrar a la habitación de hotel con Giuliani, añadiendo que "mi corazón iba a mil por hora. Pero Sacha me dijo: 'Deberías estar nerviosa en esta situación, así que usa tus nervios. Transfórmalos, acéptalos y te ayudarán". 

En lo que se refiere al momento en el que Giuliani mete las manos en su pantalón, y que él justifica diciendo que se estaba quitando el micrófono de la entrevista, la actriz afirma lo siguiente: "Vi todo lo que vosotros visteis. Si habéis visto la película, ese es nuestro mensaje. Queremos que todos vean la película y juzguen por sí mismos. Sacha entró en la habitación rápidamente porque estaba preocupado por mí. Así que, si hubiera tardado, no sé cómo hubieran ido las cosas. Pero entró justo a tiempo". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento