Logo del sitio

Los 10 juguetes más chungos basados en películas

La navidad se acerca, los anuncios de muñecos y figuritas invaden la TV como cada año... Y nosotros rescatamos estas piezas jugueteras sólo aptas para muy cinéfilos. Por CINEMANÍA
Los 10 juguetes más chungos basados en películas
Los 10 juguetes más chungos basados en películas

¿Cuál es el signo más evidente de que se acerca la navidad, lectores? Pues cuál va a ser: la cantidad astronómica de anuncios de juguetes que nos acosa a todas horas desde la TV. Algo incordiante, no lo vamos a negar, pero que a nosotros nos pone de lo más nostálgicos: como tantos otros cinéfilos, nosotros nos quedábamos pasmados cuando éramos peques con esas figuras basadas en películas que llenaban las jugueterías, empezando por las de Star Wars (siempre clásicas)... Y acabando por otras que, la verdad, podrían poner en peligro la salud mental de cualquier niño, y también la de sus padres. A continuación tenéis algunos ejemplos, acompañados por su cotización de segunda mano para que podáis haceros con ellos (si os atrevéis).

El cachocarne de Rocky (1976)

Precio: 38,3 € en eBay

¿Qué tiene de raro? Como correspondía a un fenómeno de masas de los 70 y los 80, la saga que convirtió a Sylvester Stallone en superestrella generó juguetes de todo tipo. Adrian, Paulie, Apollo Creed, Ivan Drago... Todos tuvieron su correspondiente figurita, incluído el pedazo de carne al que 'Sly' apalea para entrenarse en la primera película. Exacto: hablamos de un muñeco de acción con forma de despiece de vacuno, que incluso adjunta una bata de carnicero manchada de sangre para vestir al púgil.

La escoba vibradora de Harry Potter (2000)escoba_vibradora_harry_potter

Precio: 23,7 € en eBay

¿Qué tiene de raro? A primera vista, este juguete de Mattel parece una reproducción muy fidedigna de la Nimbus 2000, esa superescoba con la que soñaba Daniel Radcliffe en Harry Potter y el prisionero de Azkaban. Sólo que, gracias a algún diseñador poco avispado, la figura (de un tamaño considerable) incluía un motorcito para hacerla vibrar. Al poco de su aparición, Amazon y otros servicios de venta online registraron mensajes de fans adultas de la saga, recomendando la escoba para sus vuelos sin motor en el dormitorio, cuando no de madres extrañadas por el apego que le habían tomado sus hijas adolescentes. Ante tales reacciones, la empresa retiró el juguete de las tiendas, lo cual no lo salvó de aparecer en el listado de juguetes políticamente incorrectos de la revista Time.

La Barbie 'Tippi Hedren' de Los pájaros (1963/2008)barbie_hitchcock

Precio: 141,6 € en Amazon

¿Qué tiene de raro? Cuenta Melanie Griffith que, siendo una niña, recibió como regalo una muñeca Barbie encerrada en una jaula y vestida como su madre en el thriller avícola de 1963. El autor del macabro obsequio fue, cómo no, el morboso de Alfred Hitchcock. Cuatro décadas y media más tarde, la casa Mattel aprovechó la idea de 'Hitch' para esta figura de coleccionista, orientada al mercado adulto (no hay más que ver el precio para saberlo) y a la cual, para colmo, se le pueden sacar los ojos.

El libro para niños de Dune (1984)libro_niños_dune

Precio: a partir de 19,9 euros por una copia en buen estado, vía Amazon

¿Qué tiene de raro? Cuando un estudio lanza un blockbuster de ciencia-ficción, suele pensar que tiene al público infantil en el bolsillo. De ahí que acompañe el estreno con la edición de, por ejemplo, uno de esos libros pop-up para niños, con escenas de la película en cartulina que se despliegan cuando lo abres. Hasta ahí, bien. Pero, cuando la película de marras tiene temas muy poco 'familiares' (fanatismo religioso, drogas y gusanos de arena) y encima la dirige David Lynch (justo el director cuyas creaciones querrías en el cuarto de tus hijos) es normal que nadie lo compre. Nosotros pagaríamos lo que fuera por un libro similar de Corazón salvaje, con el tupé de Nicolas Cage y los dientes de Willem Dafoe saliéndose de la página.

La figura de acción de Alien (1979)

Precio: 62 euros en eBay

¿Qué tiene de raro? Tras forrarse el riñón lanzando la línea juguetera de Star Wars en 1977, la empresa Kenner decidió doblar la apuesta, adquiriendo los derechos de una película de ciencia-ficción muy prometedora que preparaba la 20th Century Fox. Asumiendo que el género fantástico es cosa de críos, la corporación cometió un error enorme, pero no tan enorme como el cabreo que agarraron los papás cuando sus niños les pidieron un repugnante bicho xenomorfo como regalo de navidad. Huelga decir que el negocio no salió demasiado bien, lo cual es una lástima: con lo chulos que hubieran estado una muñeca Ripley, o un muñeco Kane con un pequeño explotapechos dentro...

La cabeza escupidora de Pesadilla en Elm Street (1989)

Precio: 38,8 € en eBay

¿Qué tiene de rara? Conceptualmente, este tie-in es bastante sencillo: nada más que el híbrido de una marioneta y una pistola de agua. Ahora bien, dado que Freddy Krueger no es solamente un asesino fantasma que se cuela en tus sueños, sino también un asesino y violador de niños convicto y confeso, la idea de que un tierno infante use sus quemadas facciones para dar sustos a sus amiguitos resulta, cuanto menos, enfermiza.

La figura de acción del Señor Miyagi de Karate Kid (1984)figura_miyagi_karate_kid

Precio: 38,8 € en eBay

¿Qué tiene de raro? Más que raro, aburrido. Aunque el apacible mentor de Ralph Macchio en esta saga fuese un temible artista marcial jubilado, sus intervenciónes en las películas no eran precisamente trepidantes, y ninguno de nosotros se hubiese llevado su muñeco a casa teniendo a mano los del propio Danny o (según gustos) los de los kíes del gimnasio Cobra Kai. Si, pulsando un botón, uno pudiese hacerle repetir lo de "dar cera, quitar cera" hasta el infinito, tendría algo de gracia, pero ni flores.

La lata sorpresa de Jar Jar Binks (1999)jar_jar_binks_cabeza

Precio: inencontrable, y casi que nos alegramos

¿Qué tiene de raro? No contento con ser el personaje más odiado de la historia de Star Wars, a al pobre Jar Jar también le ha tocado la pieza de merchandising más horripilante de la saga. Antes que ver su fea jeta brotando de esta lata, nosotros preferiríamos la tradicional serpiente de peluche, o casi mejor una serpiente de verdad, de las venenosas. Para colmo, la lengua de la criatura está hecha con chicle de fresa... ¡Ñam ñam!

Los muñecos Barbie de Crepúsculo (2010)crepusculo_barbie

Precio: 30,6 € unidad en Amazon

¿Qué tienen de raros? Con tanto romance, tantos destellos vampíricos y tanto producto casero inenarrable, es fácil olvidar el lado más cronenbergiano, carnal y enfermizo de las historias de Stephenie Meyer. De ahí que el apacible gesto de estas tres figuras de Edward, Bella y Jacob nos resulte ligeramente inquietante. Lo cual se acentúa aún más cuando constatamos que el licántropo más macizo de Forks (que, para variar, se presenta sin camiseta) no tiene pezones.

El dedo luminoso de E.T. (1982)dedo_e.t.

Precio: 7,6 € en eBay

¿Qué tiene de raro? Bueno, pues... A ver, cómo decirlo. Bueno, mejor lo dejamos: ahora que Steven Spielberg acaba de cumplir los 65, preferimos no recordarle que este juguete basado en su película más entrañable lleva suscitando innumerables bromas desde su aparición debido a su interesante aspecto, ni tampoco traemos a colación el hecho de que apareciera en nuestro informe sobre artilugios sexuales basados en películas. Con tanta alusión chunga y tanto doble sentido, al pobre le puede dar un soponcio, y no es plan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento