Lizzy Caplan: "La 'Atracción fatal' de los 80 no se hubiera podido rodar hoy en día"

La actriz se hace cargo de Alex, el personaje de Glenn Close, en la serie basada en el filme de Adrian Lyne. 
Glenn Close y Michael Douglas en 'Atracción fatal' (1987).
Glenn Close y Michael Douglas en 'Atracción fatal' (1987).
Cinemanía

Le merezca la opinión que le merezca a uno la carrera de Adrian Lyne, es innegable que Atracción fatal supuso en 1987 su coronación como el rey del cine ochentero y calentorro. La tórrida historia de adulterio y crimen protagonizada por Michael Douglas y Glenn Close elevó como nunca el perfil de un cineasta que ya había conmocionado al mundo con la ahora olvidada, pero entonces escandalosa, Nueve semanas y media. 

Ahora bien: por mucho que triunfara en su día, incluyendo seis nominaciones a los Oscar, Atracción fatal queda hoy como una película políticamente incorrectísima. Algo a lo que debe hacer frente el remake en forma de serie que prepara Paramount+. Y Lizzy Kaplan, la actriz que toma el relevo de Close como la desquiciada Alex, lo sabe muy bien. 

"El original sigue siendo genial. Todavía da miedo, y hace que te plantees cosas importantes", señala Caplan. "Pero había dos finales distintos, y uno de ellos le gustaba a Glenn Close, pero [los productores] prefirieron elegir otro", prosigue, refiriéndose a la conclusión en la que Alex se suicidaba tras el abandono de su amante (preparándolo todo para que este quedara como el culpable de su muerte, eso sí).

"Glenn Close luchó, más o menos, para proteger el hecho de que su personaje era frágil y estaba lidiando con un trastorno mental. Nada de eso se vio reflejado en la película", prosigue la actriz. Y continúa: "El público vio [Atracción fatal] desde una perspectiva de los 80: este tío maravilloso ha cometido un único error y ahora esta mujer horrible intenta arruinarle la vida". 

Frente a esta actitud misógina, Lizzy Caplan asegura que la serie de Atracción fatal adoptará un enfoque más moderno. "No creo que hayamos alcanzado ninguna meta con respecto al #MeToo y a lo que puso en acción", señala. "Pero la idea de que la película de los 80 no se habría podido rodar ahora muestra cierto grado de progreso".

¿Quieres recibir las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento