Las 10 mejores persecuciones de cine sin coches

A pie, en bicicleta, a caballo... Para cazarse entre ellos, los personajes de cine tienen muchas más opciones que las consabidas cuatro ruedas. Por CINEMANÍA
Las 10 mejores persecuciones de cine sin coches
Las 10 mejores persecuciones de cine sin coches

Haz un sencillo test de asociación de ideas: dile a un amigo las palabras "persecución de cine" y, con toda seguridad, él te responderá en el acto "¡Coches!". Lo cual será bastante acertado... Pero menos de lo que se piensa, como te mostraremos a continuación. Porque el automóvil, aunque haya dado lugar a muchas escenas gloriosas, es sólo uno más de los medios de locomoción humana, y un director en busca de esa escena de acción que pase a la historia tiene muchas más opciones que esa para poner a sus personajes a cazarse entre ellos. Desde los artilugios más sofisticados a una humilde bicicleta (pilotada por Jason Statham, eso sí), te mostramos aquí 10 persecuciones de cine en las cuales los coches sólo estorban.

EN ESQUÍES

Película: La espía que me amó (1977)

La carrera: Tras gozar en brazos de una sensual agente doble, James Bond (Roger Moore) se enfrenta a un grupo de asesinos en las montañas de Austria.

Lo mejor: Además del chándal amarillo canario lucido por Moore, y de su acción vertiginosa, el paracaídas con la Union Jack mediante el cual 007 se libra de sus perseguidores.

A PIE

Las 10 mejores persecuciones de cine sin coches

Película: Le llaman Bodhi (1991)

La carrera: Keanu Reeves, agente federal, echa el bofe cazando a Patrick Swayze, atracador surfista líder de la banda de los Ex Presidentes. Puedes verla en YouTube.

Lo mejor: Kathryn Bigelow emplea a fondo sus artes con la cámara. La escena no sólo se beneficia de una planificación prodigiosa, sino también del momento en el que Swayze arroja un perro Pitbull a la cara de su rival.

A CABALLO

Película: La máscara del Zorro (1998)

La carrera: El aprendiz de héroe enmascarado Antonio Banderas pone a prueba sus habilidades como jinete mosqueando a una patrulla de guardias montados.

Lo mejor: Ver una escena de equitación rodada a la vieja usanza, sin efectos digitales y con el malagueño luciéndose a galope tendido.

EN LANCHA MOTORA

Película: El mundo nunca es suficiente (1999)

La carrera: Nuestro viejo conocido James Bond (esta vez con el rostro de Pierce Brosnan) 'toma prestado' un vehículo experimental de la Sección Q para perseguir a unos terroristas Támesis arriba.

Lo mejor: La última intervención del gran Desmond Llewelyn como el intendente chiflado del MI6. Sabemos que Ben Whishaw lo hace muy bien, pero él fue el primero.

EN MOTO

Película: Misión: Imposible II (2000)

La carrera: Antes de escalar rascacielos en Dubai, Ethan Hunt (Tom Cruise) persigue al agente renegado Dougray Scott en los acantilados de Sydney (Australia) por quítame allá un virus letal.

Lo mejor: Aunque no pillase la diferencia entre la Semana Santa y las Fallas, el director John Woo se lució convirtiendo esta escena en un torneo motorizado.

HACIENDO ACROBACIAS

Película: Ong-Bak (2003)

La carrera: Para salvar al tarambana de su primo, el artista marcial Tony Jaa se enfrenta a una banda de matones en las calles de Bangkok.

Lo mejor: La escena no sólo está llena de stunts memorables y grandes patadones, sino que además es muy divertida.

A SUPERVELOCIDAD

Película: Los Increíbles (2004)

La carrera: El pequeño Dash descubre que su poder de moverse más rápido que el sonido no sólo sirve para hacer trastadas en el colegio. También puede ayudarle a escapar de los secuaces de un supervillano.

Lo mejor: En pleno subidón superheróico, el chaval descubre que puede correr sobre el agua. ¡Cómo mola!

EN PLAN 'PARKOUR'

Película: Casino Royale (2006)

La carrera: ¿Otra vez por aquí, 007? Pues sí, y esta vez en su última encarnación (Daniel Craig), dando caza a un fabricante de bombas en Madagascar. Fíate de tu becario, James, y tendrás que correr mucho.

Lo mejor: Sébastien Foucan, el hombre perseguido por Craig en la escena, es uno de las grandes estrellas de la carrera urbana. Preparar y rodar la persecución le llevó tres meses.

A PIE (PERSEGUIDO POR COCHES)

Película: No se lo digas a nadie (2006)

La carrera: Cuando uno va en el 'coche de San Fernando' y tiene al parque móvil de la policía de París pisándole los talones, más una buena cantidad de gendarmes a pie, está frito... Salvo que sea tan listo como François Cluzet en esta película.

Lo mejor: Cruzando una autopista, Cluzet causa una colisión múltiple de coches.

EN BICICLETA

Película: Transporter 3 (2008)

La carrera: En uno de sus 'trabajitos' de dudosa legalidad, Frank Martin (Jason Statham) se ve privado de su querido Audi A8. Por suerte, tiene una bici a mano...

Lo mejor: Es la escena más divertida de una secuela que tampoco era para tanto, y (como siempre) 'The Stath' la borda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento