The Weinstein Company irá a la bancarrota

La empresa fundada por Harvey y Bob Weinstein da los primeros pasos hacia su hundimiento definitivo tras cancelarse su venta.
The Weinstein Company irá a la bancarrota
The Weinstein Company irá a la bancarrota

Dentro de unas décadas (o de unos años), la carrera de Harvey Weinstein servirá de ejemplo para estudiar el ascenso y la caída de los magnates de Hollywood. El hombre que se adueñó del boom del cine indie en los 90, que impulsó la carrera de Quentin Tarantino y que convirtió Shakespeare In Love El discurso del rey en máquinas de ganar Oscar ha pasado en unos meses de emperador del cine a apestado dentro de la industria, y ahora acaba de llegar la última confirmación de ese hecho: The Weinstein Companyla empresa fundada por el productor y su hermano Bob Weinstein en 2005, se declarará en bancarrota tras haberse cancelado su venta.

Responsable de títulos como Transamerica, Malditos bastardos El lado bueno de las cosas, entre muchos otros, la Weinstein Company iba a ser adquirida por un grupo de inversores encabezados por Maria Contreras-Sweet. Los planes de estos hipotéticos compradores incluían crear una junta directiva compuesta únicamente por mujeres, lo cual resulta irónico si pensamos que las acusaciones de abuso sexual han sido decisivas en el hundimiento de Harvey Weinstein.

Pero, tras una bizantina sucesión de dimes y diretes legales (en los cuales ha participado Eric Schneiderman, fiscal general de Nueva York), el trato se ha ido al traste. En un comunicado (vía The Hollywood Reporter), Bob Weinstein acusa a Contreras-Sweet y sus representados de violar uno de los aspectos más importantes del acuerdo, aquel que prometía fondos para mantener la compañía en activo y seguir pagando los sueldos de los empleados. Así pues, afirma Bob Weinstein, la junta directiva ha tomado la única decisión posible, dado el estado de la empresa: una declaración de bancarrota.

En el cataclismo también ha tenido importancia la figura de David Glasser, antiguo alto cargo de la compañía despedido la semana pasada por razones que no se han publicado. Tras su expulsión, Glasser ha amenazado con demandar a la Weinstein Company, exigiendo una indemnización que podría llegar a los 85 millones de dólares. Recordemos, además, que Weinstein demandó a su propia empresa tras haber sido expulsado de la misma durante los primeros días del escándalo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento