La plataforma para móviles Quibi echa el cierre seis meses después de su lanzamiento

El servicio de streaming ha fracasado finalmente pese a su modelo innovador de consumo en formato vertical y accesible desde cualquier lugar.
La plataforma para móviles Quibi echa el cierre seis meses después de su lanzamiento
La plataforma para móviles Quibi echa el cierre seis meses después de su lanzamiento

El servicio de streaming Quibi cierra seis meses después de su lanzamiento internacional. La plataforma había sido vendida como una de las más innovadoras por su formato para el móvil, permitiendo el visionado en vertical. Su promoción contaba con diversas caras conocidas en la industria cinematográfica de Hollywood (como la de Guillermo del Toro), algo que no ha conseguido atraer a un mayor público.

En plena era del streaming, Quibi tenía difícil entrar en un mercado tan amplio en el que en la actualidad pugnan algunas compañías tan fuertes como Netflix, HBO, Amazon o Apple, entre un largo listado. Lo cierto es que la plataforma de Jeffrey Katzenberg era lanzada en abril, una de las peores épocas posibles por la pandemia actual. Este traspiés temprano actuaba en contra de su publicidad, con ficciones de un rápido consumo para ser vistas en transportes públicos o de camino a otros lugares. Esto pronto era impedido por el confinamiento.

Adiós a los suscriptores

"Nuestro fracaso no fue por no intentarlo", han señalado el fundador Jeffrey Katzenberg y la directora ejecutiva Meg Whitman en una carta abierta a empleados e inversores, como recoge The Wall Street Journal. "Hemos considerado y agotado todas las opciones disponibles". Y es que según algunos rumores la plataforma había perdido hasta el 90% de sus suscriptores tras el periodo de prueba, una verdadera sangría online. Sin embargo, Quibi mantenía estos malos datos en secreto.

Quibi pretendía lanzar en su catálogo ficciones de entre 5-10 minutos, lo que engancharía rápidamente a la gente. Entre su producción inicial podíamos encontrar algunas como Most Dangerous Game, protagonizada por Liam Hemsworth y Christopher Waltz; Survive, con Sophie Turner y Corey Hawkins o 50 States of Fright, de Sam Raimi. Otras programas y series disponibles eran Royalties, Dishmantled, You Ain't Got These, Reno 911!, NightGowns o When the Streetlights Go On, entre otros.

Un negocio demasiado ambicioso

Katzenberg es una figura veterana en Hollywood, donde ha trabajado como ejecutivo en empresas como Disney y DreamWorks. Sin embargo, este negocio se le habría hecho demasiado grande. El fundador intentó vender la compañía en septiembre sin éxito, lo que habría llevado al cierre definitivo.

Con una inversión inicial de hasta 1.700 millones de dólares, procedentes de inversores privados de Disney, NBCUniversal y Sony, el debacle ya se veía venir en julio cuando el tiempo de prueba llegaba a su fin. En sus declaraciones, Katzenberg se ha mostrado crítico con este asunto: "Quibi no ha tenido éxito posiblemente por dos razones: porque la idea en sí no era lo suficientemente sólida para justificar un servicio de transmisión independiente o por el momento que nos ha tocado vivir".  Quizás este sea el primer aviso para un modelo de negocio online insostenible en la actualidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento