¡Bailemos el bimbó! La conexión entre Georgie Dann y 'Loca academia de policía'

Antes de que los chicarrones del Club La Ostra Azul la usaran para sus bailes agarrados, Georgie Dann ya había popularizado esta melodía en España. 
Georgie Dann (izq.) y una escena de 'Loca academia de policía' (dcha.).
Georgie Dann (izq.) y una escena de 'Loca academia de policía' (dcha.).
Cinemanía

Opínese lo que se quiera acerca de sus canciones y su asociación con el fenómeno de la 'canción del verano': la muerte de Georgie Dann, a los 81 años, no puede sino entristecernos, porque con ella desaparece un fragmento de la cultura pop española. 

Sin embargo, dado que el músico parisino siempre se esforzó por hacernos sonreír con canciones como El chiringuito o El negro no puede, nosotros no queremos recordarle entristecidos. Si bien nunca se prodigó en los platós de cine o en las series televisivas, Dann estará siempre asociado a un gran momento cinéfilo… y descacharrante. 

¿A qué nos referimos? A eso vamos. Porque, si os gusta la comedia ochentera, el vídeo que encontraréis abajo contiene una melodía que reconoceréis al instante. 

Y, en concreto, la recordaréis por esto… 

Efectivamente: antes de que Loca academia de policía (1984) nos presentara al Club La Ostra Azul y a su clientela, tan aficionada a los trajes de cuero como al baile agarrado, Georgie Dann había popularizado en nuestro país esta animada tonadilla, cuyo título, para más señas, es El Bimbó. 

Y no solo eso, sino que Georgie nos trajo la canción diez años antes del estreno del filme. En realidad, El Bimbó había sido publicada por primera vez en 1974 por el dúo de 'french disco' Bimbo Jet, convirtiéndose rápidamente en un estándar. De ahí que, un año después de su publicación, el músico francés grabase una versión vocal en castellano. La versión samba usada en Loca academia de policía pertenece, eso sí, a la orquesta de Jean-Marc Dompierre. 

Así pues, queda una vez más demostrado que el cine crea extrañas conexiones, más aún si es de risa. De las discotecas galas, El Bimbó pasó a España gracias a Georgie Dann… y, gracias a la mala uva de Mahoney (Steve Gutenberg), se convirtió en sinónimo de risas, bailoteo y estética leather. Apareciendo, además, en otras tres entregas de la saga.

Solo cabe preguntarse cómo habría sido esta escena si, en lugar de la canción de marras, sus creadores la hubieran rodado al ritmo de El africano (también conocida como "Mami, qué será lo que quiere el negro"). Claro que, como Georgie Dann grabó dicho tema en 1985, esa oportunidad histórica se perdió para siempre. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento