Imposible no querer a Anthony Hopkins: Perfumes, locuras y nueva película

El actor ha destacado en este año de pandemia y confinamientos en las redes sociales, además de lanzar su propio perfume.
Anthony Hopkins
Anthony Hopkins
Instagram

En pocos días cumplirá 83 años, será el 31 de diciembre. Pero esperamos tener a Anthony Hopkins para muchos tiempo, y no se trata solo de disfrutar de él por las interpretaciones que nos pueda deparar. Su nueva película El Padre, junto a Olivia Colman, ganó el premio del Público en San Sebastián y se estrena en nuestros cines este 23 de diciembre. Las pasadas navidades también nos llegó Los dos papas de Netflix, junto a Jonathan Pryce, y le valió una nominación como actor de reparto (la quinta en su carrera y la segunda en este apartado). 

Una estatuilla que ya obtuvo como actor principal por El silencio de los corderos (1991). Y a todo ello añadir su frenética labor en las redes sociales, en Instagram o TikTok, y que ha logrado en los últimos meses arrancarnos más de una sonrisa, o carcajada, con sus extravagantes y desconcertantes ocurrencias.

A través de la redes nos ha mostrado que ha aprovechado estos difíciles tiempos para potenciar su vertiente más artística, más allá de la interpretación, como la pintura o tocar el piano; también su amor por su inseparable mascota (el gato Niblo) o recordándonos que hace un par de meses lanzó al mercado un perfume y una gama de velas y difusores con su nombre.

AH Eau de Parfum de Anthony Hopkins es una fragancia tanto para hombres como para mujeres. "Una alquimia mística de la sublime bergamota y la nota etérea de la flor de naranja se iluminan con almizcle hipnótico para crear magia aromática", es lo que vende la promoción del producto.

Para Hopkins los olores, en general, poseen un fuerte componente místico. "Los aromas son una forma de meditación, simplemente cambian mi psicología. Me han ayudado en pintura, música y actuación. Es parte integral de mi vida interior”, explicaba en unas declaraciones a la revista Vogue.

La fragancia se puede adquirir al precio de unos 75 dólares (por ejemplo, en su página web) y algunos embalajes llevan diseños exclusivos basados en los cuadros que él mismo ha creado. Y todo también por una causa solidaria porque una parte irá destinada al proyecto No Kid Hungry, para paliar la hambruna infantil en los Estados Unidos (la promoción indica que cada compra puede proveer 50 comidas). Además de querer contribuir, en general y según sus palabras, con "algún tipo de sentido de ánimo y humor. Una sensación de diversión. Porque vivimos en una época oscura”.

Y vaya si ha contribuido aportando esa pizca de sana locura y humor. Más de uno de sus vídeos de Instagram o TikTok nos ha dejado anonadados o sorprendido gratamente. Imposible olvidar sus caras y muecas en el de "Días 253 en cuarentena... Empiezo a sentir sus efectos secundarios. ¿Qué pensáis?". No es casualidad que a día de hoy su cuenta de Instagram acumule casi dos millones y medio de seguidores.

"La gente parece responder a mi extraño sentido del humor. Porque esto es todo lo que podemos hacer, intentar arrancar una buena sonrisa. Intentarlo y mantener nuestro espíritu arriba", afirmaba en una entrevista para People mediante Zoom al actor en su residencia de Malibú. Y aseguraba, sobre su descubrimiento y uso, que las redes sociales son una herramienta importante porque: "Estamos solos, estamos confusos. Es la naturaleza de la existencia humana".

Según sus propias palabras, las artes como la pintura también le han servido para superar sus depresiones o problemas de alcohol a lo largo de los años. En cuanto a su estilo, pues ¿qué podíamos esperar? También tirando a raro y muy, muy personal.

Fantasías con formas y expresiones grotescas, otras más impresionistas. Colores de neón, rostros imposibles, algunas composiciones rememorando las pinturas de Edward Hopper, y quizá también inspirándose por un toque Picassiano, recordándonos que precisamente encarnó al artista malagueño en Sobreviviendo a Picasso de 1996.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento