Ian McKellen se sintió "desgraciado" rodando 'El Hobbit'

Presentando un documental sobre su vida, el veterano actor abomina de la precuela de 'El señor de los anillos' y su exceso de CGI.
Ian McKellen se sintió "desgraciado" rodando 'El Hobbit'
Ian McKellen se sintió "desgraciado" rodando 'El Hobbit'

Cuando Peter Jackson anunció su intención de convertir El Hobbit en una trilogía, muchos tolkienianos veteranos se preguntaron si de verdad hacía falta alargar así una novela más bien breve. Y, si tú estás entre ellos, y si las tres películas resultantes te decepcionaron, sabe que el mismísimo Gandalf respalda tu opinión. En una entrevista para Time Out presentando el documental biográfico McKellen: Playing the Part, Ian McKellen ha abominado del rodaje de la precuela de El señor de los anillos

La conversación, en general, muestra que Sir Ian tiene pocas ganas de morderse la lengua a sus 79 años: además de derramar vitriolo sobre la situación de gays y lesbianas en Hollywood ("Para ellos no existimos") y de cachondearse a costa del hecho de que no le llamasen para sustituir a Richard Harris en Harry Potter ("Me llamaron y yo dije '¡claro que sí!', pero no volví a saber nada"), el veterano actor confiesa haberse sentido "desgraciado" rodando la trilogía.

"Tal vez sea cosa mía, pero no recuerdo tantas pantallas verdes en El señor de los anillos", indica, señalando que trabajar con tanto CGI no le gustaba un pelo."Si Gandalf estaba en la cima de una montaña [en El señor...], yo me subía a la montaña: la tecnología la estaban inventando mientras rodábamos la película", cuenta. Pero a la altura de El Hobbit, prosigue, los píxeles se habían adueñado de todo.

En cualquier caso, Mckellen insiste en que prefiere recordar los buenos momentos, y considera El señor de los anillos como un punto álgido de su carrera. "Disfruté de cada momento de ese rodaje", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento