Harvey Weinstein quería que Jennifer Aniston muriera

Unos comprometedores correos del depredador sexual (y productor) de Hollywood arrojaban a la luz los desagradables comentarios sobre la actriz.
Harvey Weinstein quería que Jennifer Aniston muriera
Harvey Weinstein quería que Jennifer Aniston muriera

Con cada noticia nueva que nos adentra en la psique del depredador sexual Harvey Weinstein, es imposible no horrorizarse un poco más. La sentencia condenatoria contra el ex productor de Hollywood podría ser ratificada hoy mismo. Sin embargo, esta información ha quedado empañada precisamente por otra de las barbaridades cometidas por este, en esta ocasión contra Jennifer Aniston y el deseo de muerte del magnate hacia la actriz.

Una serie de documentos, revelados recientemente en la Corte, mostraban unos correos electrónicos de Weinstein en los que hacía comentarios muy desafortunados hacia la actriz. "Jen Aniston debería ser asesinada", rezaba uno de los emails fechados en 31 de octubre de 2017. Una respuesta a un reportero, por las acusaciones que caían sobre Weinstein por haberla intentado manosear.

Este mensaje salía a la luz el martes gracias al medio estadounidense Variety, como parte de las 1.000 páginas que componían la sentencia de la corte criminal de Nueva York contra Weinstein. El odio del productor ante la actriz estadounidense surgía después de la confesión de esta de que había sufrido un abuso de poder sobre ella. El correo habría surgido al hilo de un reportaje de National Enquirer, que afirmaba que la actriz había sufrido tocamientos en el trasero y tratos vejatorios por este, y que nunca vio la luz.

A pesar de todo esto, Aniston animada por su círculo cercano tuvo que recular y finalmente no acusar directamente a Weinstein en este reportaje, lo que no ocultaba lo que ya era un secreto a gritos. Y que haría que la actriz hablara posteriormente sobre el asunto para otros medios, pero con un discurso algo diferente. Estos documentos también señalan cómo el productor pidió ayuda directa al propio ex alcalde de Nueva York, Mike Bloomberg, justo cuando el movimiento #MeToo crecía más contra su persona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento