Foto del día: Dwayne Johnson, héroe canino

The Rock no sólo es el salvador de guardia de Hollywood, sino que también llena su día a día de heroicidades como evitar que dos cachorros se ahogaran en su piscina.
Foto del día: Dwayne Johnson, héroe canino
Foto del día: Dwayne Johnson, héroe canino

La hiperactividad de Dwayne Johnson no conoce límites. Durante este año, cuando no estaba protagonizando éxitos de taquilla como Fast & Furious 7 San Andrés, sacaba adelante la serie-realitie Ballers para HBO o se dedicaba a firmar contratos millonarios para futuros proyectos (Rampage,Golpe en la pequeña China,Los vigilantes de la playa...), oficiaba alguna boda que otra o leía las cartas que le escribe Steven Spielberg. Además de todo eso, The Rock también ha encontrado tiempo para aumentar su familia con dos nuevos miembros peludos y adorables: dos cachorros de bulldog francés a los que ha llamado Brutus Hobbs; sí, el segundo tiene el mismo nombre que su personaje en la saga Fast & Furious, enésima demostración de que Johnson mola más que tú y todos nosotros juntos.

Lo interesante del asunto es que, con la presencia de Brutus y Hobbs en casa, el actor ha tenido la ocasión de demostrar que los actos heroicos no son algo que deje solamente para los rodajes de sus películas. El pasado fin de semana, Dwayne Johnson publicó en su cuenta de instagram la crónica del mal rato que pasó cuando los dos cachorros cayeron de lleno en su piscina y estuvieron a punto de morir ahogados si él mismo no se hubiera lanzado al agua para salvarlos. Por supuesto, la hazaña está contada con la fuerza épica que sólo alguien como The Rock sabe darle a cualquier acontecimiento.

"Cuando los saqué al exterior para que empezaran a aprender a "hacer sus cosas" como los mayores, los dos se pusieron a correr y pegaron un sprint hasta la piscina, tirándose de lleno hacia el fondo. (...) Inmediatamente fui a por ellos, con toda la ropa puesta, me lancé a la piscina. Nadé hasta el fondo, rescaté a Brutus, que se había hundido como un ladrillo, y lo llevé de nuevo hasta el borde. Estaba un poco aturdido... le costó un momento, pero escupió todo el agua que había tragado y me miró como diciendo '¡Gracias a Dios que no has tenido que hacerme el boca a boca!' antes de salir corriendo a jugar con su hermano. Algunas cosas que he aprendido hoy: A) No todos los cachorros tienen el instinto de nadar con las patas. B) Algunos cachorros, como Brutus, entran en shock al estar en el agua y se hunden muy rápido, así que hay que reaccionar con rapidez. C) Cuando corráis para salvar la vida de vuestros cachorros, antes de saltar al agua, intentad dejar fuera el móvil. No lo dejéis en vuestro bolsillo... como hice yo", relata Johnson en el pie de foto. Por si después de la traumática experiencia te preocupa el estado de Brutus, no te preocupes. Está en buenas manos. Las mejores.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento