Este es el ilustrador que inspiró el mundo de 'Avatar'

Roger Dean no pudo demandar a James Cameron, pero las similitudes entre sus paisajes y Pandora son evidentes
Imagen de 'Avatar: El sentido del agua' (izq.) e ilustración de Roger Dean (dcha.).
Imagen de 'Avatar: El sentido del agua' (izq.) e ilustración de Roger Dean (dcha.).
Cinemanía
Imagen de 'Avatar: El sentido del agua' (izq.) e ilustración de Roger Dean (dcha.).

Islas que flotan en el cielo, colores pálidos con tendencia a virar al azul, animales voladores que no encontrarás en ningún libro de zoología... Es posible que todas estas cosas te hagan pensar en la luna Pandora de James Cameron, ahora que el nuevo tráiler de Avatar: El sentido del agua acaba de llegar a las pantallas. Sin embargo, a otro sector del público le traerán a la memoria el nombre de Roger Dean. 

Las similitudes entre el mundo CGI imaginado por Cameron y el trabajo de este dibujante y diseñador industrial, nacido en Inglaterra en 1944, se han ganado comentarios más o menos punzantes desde 2010, el año en el que visitamos Pandora por primera vez. Algo que no sorprende demasiado, si hacemos una comparativa entre ambos. 

Ilustración de Roger Dean para 'Close to the Edge' (Yes, 1972).
Ilustración de Roger Dean para 'Close to the Edge' (Yes, 1972).
Cinemanía

Curiosamente, pese a tratarse de uno de los diseñadores gráficos más cotizados de los 70, Dean nunca ha trabajado para el cine. Sus escasos créditos relacionados con lo audiovisual se derivan de dos de sus especialidades: las portadas de discos y los videojuegos. 

Porque, para los fans del rock clásico (o rancio, según se mire), el nombre del artista estará vinculado para siempre al de Yes, banda británica de cuya imagen ha sido el responsable desde 1971 hasta la actualidad. De hecho, si uno observa el paisaje alienígena con el que Dean ilustró el desplegable de su disco Close to the Edge (1972), no debería tener ningún problema en imaginarse a un Cameron de 19 añitos contemplándolo y pensando "tío, esto tiene potencial". 

'The Flights of Icarus' (Roger Dean, 1977).
'The Flights of Icarus' (Roger Dean, 1977).
Cinemanía

Dentro de esos mismos parámetros que tan bien supo retratar Rob Reiner en Spinal Tap, Roger Dean trabajó para otras bandas como Gentle Giant, Greenslade, Uriah Heep o, ya en los 80, Asia. ¿Llegaron a tener estos vinilos un lugar en la habitación del futuro cineasta cuando este aún era un joven rebelde que había dejado colgada la carrera de Física? Solo podemos sospecharlo.

En los 80, cuando el auge del CD asestó un golpe mortal al arte de diseñar carátulas, Dean abandonó casi por completo el mundo de la música. Sin embargo, su trabajo gozó de una segunda juventud a finales de esa misma década: fue entonces cuando la compañía de videojuegos Psygnosis recurrió a él para las portadas y los diseños conceptuales de títulos como Shadow of the Beast, que en su momento volvieron tarumbas a los propietarios de un Commodore Amiga o un Atari ST. 

'Morning Dragon' (Roger Dean).
'Morning Dragon' (Roger Dean).
Cinemanía

Y, de esta manera, damos un salto en el tiempo hasta 2010, cuando la primera entrega de Avatar llegó a los cines. ¿Cómo reaccionó Roger Dean cuando observó la similitud entre sus creaciones y las imágenes del filme? Pues tirando a mal. Tanto, que demandó a Cameron por plagio, afirmando que este se había apropiado de 14 ilustraciones con su firma sin acreditarle y exigiéndole 50 millones de dólares como indemnización.

Durante el proceso, James Cameron reconoció que el trabajo de Roger Dean había sido una de sus fuentes de inspiración. Sin embargo, el juez acabó desestimando los argumentos de Dean: el ilustrador había aportado como pruebas imágenes tomadas de libros basados en la película, y también había alterado sus propias imágenes para así hacerlas más parecidas a los fotogramas de Cameron. 

Detalle de 'Asia / Dragon' (Roger Dean, 1982).
Detalle de 'Asia / Dragon' (Roger Dean, 1982).
Cinemanía

Desde que Harlan Ellison se le tiró al cuello por quítame allá unas ideas prestadas para Terminator, el director canadiense ha tenido que enfrentarse a numerosas acusaciones de robo de ideas durante su carrera. Algo que llegó a su paroxismo con Avatar: la demanda de Roger Dean se sumó a otras siete que Cameron tuvo que capear en los juzgados tras el estreno de su blockbuster. 

El director y sus abogados salieron indemnes de todos aquellos litigios. Aun así, es bueno recordar que ningún concepto revolucionario nace de la nada, y en Hollywood menos aún. Basta con echarle un vistazo a estas ilustraciones para comprobarlo. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Yago García
Redactor 'Cinemanía'

Estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Sus textos se publican en la revista Cinemanía desde 2005. Ha sido miembro fundador de Canino, web dedicada a la cultura popular, y redactor en el diario ADN, además de colaborador en medios como Mondo Sonoro, Neo2 y On Madrid-El País.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento