‘El niño de Medellín’, el documental que descubre al verdadero J Balvin 

Siempre sincero, el rey del reggaetón se abre por completo en el documental que llega ahora a Amazon Prime Video.
El niño de Medellín
El niño de Medellín
Amazon Prime Video

“No soy de izquierdas, no soy de derechas, voy siempre derecho”. Grita J Balvin en un megaconcierto en México al inicio de su documental, El niño de Medellín (estreno en Amazon Prime Video el 7 de mayo). No es una frase más elegida al azar de todo lo que dice y reflexiona en cada una de sus actuaciones en directo. Es una frase que vertebra uno de los principales conflictos personales que vivió el cantante antes y durante la realización de esta película: su compromiso político y social.

¿Plantarse ante los abusos del estado? ¿Dar la cara ante las políticas del gobierno colombiano? ¿O mantenerse en la neutra senda del entretenimiento? J Balvin es color, flúor, arco iris, baile, fiesta. Desde el momento en que su sueño en la música se transformó en una realidad, ha tenido un objetivo único: “Nuestra labor es entretener”, habla con su consultor espiritual. Pero dentro del autor de Mi gente sigue José Álvaro Osorio Balvín, ese niño que nació y creció en Medellín, en un barrio humilde, que salió de allí con rumbo a Miami para mandar dinero y comida a su casa.

José es el que lleva tatuado en sus nudillos “Vida real” para recordar todo ese camino, todas las piedras y palos que tuvo que sortear hasta ocupar esa mansión de lujo, subirse a esos jets privados. Esa “Vida real” es la que sigue en las calles de Medellín, la ciudad que quiere presentar al mundo para que siga orgulloso de él, la ciudad en la que aún vive. Por eso, al final, el debate interno tiene una clara salida: el éxito viene con una responsabilidad. En su caso, hacer que Medellín sea mucho más que la ciudad de Pablo Escobar. Estar del lado de su gente, esa a la que canta. “José es la plataforma. Balvin es quien quiere hablar”, dice.

“La gente ve la gloria, pero no sabe la historia”. J Balvin ahora es un altavoz para los problemas del pueblo colombiano. Esta semana, con las revueltas contra la política fiscal del gobierno, ha vuelto a demostrarlo. Pero también pide algo de vuelta a sus fans y no tan fans: comprensión y escuchar. Quiere que conozcan su historia, el pasado y el presente. Por eso este documental. Por eso dejó a Matthew Heineman (City of Ghosts) que entrara en todas sus intimidades: desde momentos románticos con su novia, Valentina Ferrer (con la que va a ser padre por primera vez), a instantes de dolor, afligido por la ansiedad, recibiendo su tratamiento, llorando.

El niño de Medellín
El niño de Medellín
Amazon Prime Video

“Mi nombre es José Álvaro Osorio Balvín. Aquí nací, aquí crecí y aquí quiero morir”. Es otra de esas frases no elegidas al azar. La frase con la que inició el concierto histórico de Medellín, el último sueño que le quedaba por cumplir, la última frontera de su ansiedad, la resolución de su conflicto interno y el nacimiento de un nuevo J Balvin que siempre quedará un paso por detrás de José. Así lo llaman en Medellín, así gritan su nombre en una película en la que no solo hay tiempo y espacio para el drama personal también para la música y la celebración de las que su imagen, su nombre o apellido, sigue siendo sinónimo. Pero si quieres conocerle de verdad solo tienes que ver su documental o escuchar una canción, su favorita: El cantante, de Héctor Lavoe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento