El auténtico Mad Max murió antes del triunfo en los Oscar

Max Aspin, el veterano especialista doble de Mel Gibson en 'El guerrero de la carretera' y otros hitos del cine de acción australiano, falleció la semana pasada.
El auténtico Mad Max murió antes del triunfo en los Oscar
El auténtico Mad Max murió antes del triunfo en los Oscar

El domingo fue un gran día para la saga Mad Max. Su cuarta entrega, Furia en la carretera, se alzó con seis premios Oscar, fue el filme que más estatuillas acumuló durante la noche, y, en general, se dio un baño de reconocimiento colectivo que prueba la buena acogida de la película de George Miller. 

Por desgracia, una figura que fue primordial en la disparatada creación de la saga Mad Max tal y como la conocemos hoy, no pudo sumarse al entusiasmo porque justo había fallecido la semana pasada. Nos referimos a Max Aspin, conocido por muchos como el auténtico Mad Max, imprescindible doble de acción del cine australiano durante los años 80. Murió el martes pasado con más de 60 años, según ha informado el Sydney Morning Herald.

Aspin fue el doble de acción de Mel Gibson en Mad Max 2: El guerrero de la carretera (1981), quizás una de las películas más frenéticas y delirantes de la historia del cine. De hecho, su trabajo de especialista en la vertiginosa secuencia de persecución por carretera diseñada por Miller le mandó al hospital.

Interpretaba a uno de los villanos que disparan contra Max, pero después de que lancen una serpiente sobre el coche que le transporta (sí), su conductor pierde el control y el vehículo acaba en un foso de la cuneta tras pegar un espectacular salto por una rampa. La secuencia no salió exactamente bien, el coche no aterrizó como estaba previsto y Aspin acabó en el hospital con una pierna rota.

"Max era una persona intrépida y chiflada. Su sentido del humor era endiablado, no tenía límites. Era todo un personaje y una parte muy importante de Mad Max", ha declarado una persona cercana al especialista, citada por el mismo diario. "Tenía muchas ofertas. Llegó a rechazar una película de James Bond. Nunca se tomó la vida en serio".

Además de Mad Max 2, Aspin también se dejó huesos y contusiones en otros hitos del cine de acción australiano de los 80, como Peligro: reacción en cadena (1980), Heatwave (1982), Razorack: Los colmillos del infierno (1984) o Cocodrilo Dundee (1986).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento