[In-Edit 2014] El mundo está loco

Bipolaridad punk, surrealismo galés y obsesión compulsiva navideña.
[In-Edit 2014] El mundo está loco
[In-Edit 2014] El mundo está loco

Es algo generalizado: el mundo está lleno de personajes estrafalarios. Pero si hay un sector de la sociedad propenso a concentrar tipos singulares o, utilizando un vocabulario más acorde con los tiempos, freaks, ese el de la música. La jornada de ayer del In-Edit 2014 fue una especie de muestrario de adorables extravagantes, genios y majaretas.

Un lloc on caure mort

foto_capcalera

Protagonista: Càndid Coll

Tipo de anomalía: Bipolaridad punk

Figura relevante de la escena musical catalana (fue miembro de los seminales Zeidun y es el batería de la deliciosa aventura de folk psicodélico emprendida por El Petit de Cal Éril), Càndid Coll también es la atolondrada mente que capitanea Autodestrucció, algo así como unos Sex Pistols escupidos en medio del macizo Montseny. Autor de inconmensurables atentados sonoros en los que se caga en todo y en todos, punk nihilista y padre de familia, Un lloc on caure mort es el expansivo retrato de este personaje que se debate entre rendirse a los convencionalismos o seguir consumiendo su existencia a base de esnifadas y gin-tonics.

Amercan Interior

Protagonista: Gruff Rhys

Tipo de anomalía: Surrealismo galés

En 1792 el explorador John Evans emprendió una aventura por Estados Unidos resiguiendo los pasos de Madog, un príncipe galés que, contradiciendo los libros de historia, dice la leyenda que el año 1170 descubrió América. No solo eso, sino que se asentó en el nuevo continente integrándose en una tribu de nativos, los Mandan, que, en honor a su huésped, adoptaron el galés como idioma. Gruff Rhys, líder de Super Furry Animals, una de las bandas más imaginativas jamás surgidas del Reino Unido, reconstruye la epopeya de Evans remontando el río Misuri en este American Interior. Fiel al genial surrealismo sideral que siempre ha caracterizado a Rhys, se destaca como una de las mejores y más originales películas del In-Edit.

Jingle Bell Rocks!

Protagonista: Mitchell Kezin

Tipo de anomalía: Obsesión compulsiva navideña

Mitchell Kezin es un tipo que necesita ayuda, pero en lugar de acudir a la consulta del psiquiatra ha decidido airear su patología (que no superar, pues él vive completamente feliz con su demencia) rodando un documental del que es el director y su principal protagonista. Hay melómanos especialistas en las referencias publicadas por una discográfica determinada. Otros se centran en compilar absolutamente todo lo que saca un grupo en concreto. Lo de Mitchell Kezin es el coleccionismo… ¡de discos navideños! Obsesión, así mismo describe él su afición, que le lleva a patearse las tiendas de discos de Estados Unidos, pasándose horas y horas husmeando entre polvorientas cubetas de viejos vinilos en busca de la joya anhelada. Antes de verla me asaltaban las dudas: o era un frikada insoportable o era una simpática extravagancia. El resultado final supera todas mis expectativas, resultando una historia entrañable plasmada en un documental de una realización excelente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento