Logo del sitio

[In-Edit 2014] Colega, ¿dónde está mi coche?

En busca del Dodge perdido.
[In-Edit 2014] Colega, ¿dónde está mi coche?
[In-Edit 2014] Colega, ¿dónde está mi coche?

Jueves. Estoy algo así como hecho polvo. Tras casi una semana de In-Edit mis sueños son secuestrados por escenas de documentales inexistentes sobre clandestinas figuras del rock heroinómanas con una sensibilidad ultraterrenal para trazar las más cautivadoras composiciones. Mis ratos con Morfeo son raptados por imágenes de esbozos de un guión sobre un diminuto sello discográfico independiente especializado en protoelectrónica facturada por una tropa de visionarios en una pequeña aldea nigeriana. Jueves. No me rindo. Hoy tocan tres más.

Jueves. Primer documental. I Need a Dodge. La génesis se halla en una anécdota simpática. Huyendo de todo lo que representaba liderar a unos The Clash en horas bajas, a mediados de los 80 Joe Strummer, paladín de la referencial banda del punk, hizo las maletas y se refugió en la Granada de su venerado Federico García Lorca. Allí entablaría amistad con los miembros de 091, uno de los grupos más interesantes que ha dado el rock español, que en esos momentos se encontraban a punto de grabar su segundo disco, Más de cien lobos. Culo inquieto, Strummer se ofreció a ser el productor del álbum. Estando en Madrid en pleno proceso de grabación, el músico británico recibió una llamada urgente desde de Londres: su mujer estaba a punto de dar a luz. Strummer partió tan apresurado y alterado que olvidó en qué parking había dejado estacionado ese precioso Dodge que tanto amaba (coche que conducía pese a no tener carnet). Tratando de resolver el enigma de dónde ha podido ir a parar aquel carro, I Need a Dodge reconstruye el periplo de Joe Strummer por tierras españolas. Un documental simpático y bien realizado sobre un personaje entrañable. Lástima que tres años atrás, la película Quiero tener una ferretería en Andalucía ya profundizó, recurriendo casi a los mismos testimonios presentes en I Need A Dodge, en los años perdidos del autor de “Spanish Bombs” en nuestro país.

Jueves. Segundo documental. Beautiful Noise. Me flipa el shoegazing, ese subgénero del rock independiente que irrumpió en el Reino Unido a mediados de la década de los 80 y que se caracterizó por esos monumentales muros de distorsión y reverberación sobre los que las bandas erigían sus composiciones. Me flipa el shoegazing, etiqueta que vendría a significar algo así como mirarse los zapatos en referencia a la actitud distante, rozando lo autista, que adoptaban los grupos sobre el escenario. Me flipa el shoegazing y, estrenándose en la dirección, en Beautiful Noise el cineasta Eric Green recrea la historia de formaciones iconográficas como Cocteau Twins, My Bloody Valentine, The Jesus & Mary Chain, Ride o Slowdive y actores secundarios como Lush, Curve, Pale Saints, Swervedriver… y radiografía los condicionantes, características, legado… de aquella escena. Me flipa el shoegazing pero no tanto Beautiful Noise, documental que se acaba haciendo un tanto reiterativo y aburrido.

Jueves. Tercer documental. My Secret World - The Story of Sarah Records. A finales de la década de los 70 e inicios de los 80, el mejor altavoz para los representantes del underground musical eran la radio (siempre que tuvieras la suerte de toparte con alguien de la visión desacomplejada de John Peel) y los fanzines. Muchos de estos acompañaban sus publicaciones de cassettes o flexidiscs con grabaciones de sus bandas favoritas, e incluso algunos de ellos acabaron derivando en discográficas. Es el caso de Sarah Records. Fundado en 1987 por Matt Haynes y Clare Wadd, el sello de Bristol fue el hogar de bandas como Heavenly, East River Pipe, The Orchids, The Hit Parade, Even As We Speak, Boyracer, Brighter, Blueboy, The Field Mice, Another Sunny Day, Shelley and St. Christopher… Siempre comprometidos con la filosofía DIY, cuando alcanzaron el centenar de referencias la pareja decidió clausurar la disquera, dejando tras de sí uno de los catálogos más atractivos del pop independiente. Esta es su interesante y reveladora historia, una historia, la de Sarah Records, que no debería escapar a todo melómano amante de la excelencia sonora transformada en melodía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento