Desnudando al cine X: documentales sobre la industria del porno

La directora Deborah Anderson ha causado polémica en EE UU con su película 'Aroused'. Nosotros aprovechamos para recordar filmes que observaron desde lo analítico al género más jadeante. Por YAGO GARCÍA
Desnudando al cine X: documentales sobre la industria del porno
Desnudando al cine X: documentales sobre la industria del porno

¿Es un intento de observar con dignidad un mundo demonizado y despreciado? ¿Es una muestra de hipocresía? ¿O es, sencillamente, la misma carnaza de siempre en un paquete de lujo? Los críticos estadounidenses aún no han decidido si el documental Aroused, debut en cine de la fotógrafa Deborah Anderson, es alguna de estas cosas, o todas a la vez. ¿El motivo? Pues que la cinta sigue en sus vidas cotidianas a varias estrellas del porno como Katsuni, Belladonna, Jesse Jane y Misty Stone, retratando a estas divas X con una presentación (en blanco y negro) tan pulida y una puesta en escena tan cuidada que muchos de sus espectadores han sospechado que ahí hay truco. O que, al menos, la cineasta estaba más preocupada por sacar a sus protagonistas divinísimas de la muerte antes que en retratarlas seriamente.

En CINEMANÍA, el 'cine para adultos' no nos es ajeno. Hemos hablado de sus parodias de filmes de éxito, hemos observado que no es tan distinto del celuloide mainstream, y hemos constatado que sus espectadoras y sus autoras son mucho más numerosas de lo que muchos creen. Por eso, juicios de valor aparte, el estreno de Aroused nos viene de perlas para hablar de otro género (o subgénero) también muy poblado: los documentales sobre porno. Algunas de estas películas abordan el tema desde el humor, o desde la investigación histórica, otras pretenden ofrecer un retrato objetivo de una industria multimillonaria, y las hay que adoptan un punto de vista hostil hacia lo que perciben como un negocio degradante para las mujeres. Todas merecen la pena.

Inside Deep Throat (F. Bailey, R. Barbato, 2005)

¿Por qué deberías verlo? En estos tiempos de sexo visual asequible vía internet, resulta difícil concebir que un filme X se convirtiera en un fenómeno social y judicial. Pero el caso de Garganta profunda (Gerard Damiano, 1972) fue precisamente ese: Inside Deep Throat registra la delirante historia de una cinta creada para lavar dinero de la Mafia (como señaló en su día Roger Ebert) que acabó convertida en uno de los largometrajes más rentables de la historia, previo paso por los tribunales, y cuyas sórdidas circunstancias fueron denunciadas a posteriori por su protagonista Linda Lovelace. Señalemos que, entre los personajes que aportan testimonios o que figuran en metraje de archivo, se hallan Dennis Hopper (como narrador), John Waters, Wes Craven, Francis Ford Coppola y Warren Beatty, entre muchos otros. Menuda fauna...

Porn Star: The Legend of Ron Jeremy (Scott J. Gill, 2001)

¿Por qué deberías verlo? Érase una vez un profesor de primaria que quería ser actor, pero cuyo físico no acompañaba: con muchos kilos de más, un profuso vello corporal que le ganó el mote de 'Puercoespín' y un rostro no precisamente agraciado, era difícil que Hollywood llamase a su puerta. Pero, un buen día, la novia de nuestro héroe le gastó una broma mandando su foto a la revista Playgirl, y dicha jugarreta le descubrió nuevas espectativas gracias a aquello que en Cádiz llaman "un mandao como la pata un paso". Seguramente la estrella X más improbable de la historia, Ron Jeremy es también un personaje singular y contradictorio, tan divertido algunas veces como patético otras. Merece la pena pasar una hora y media en su compañía.

Rated X (D. Yngvesson, 1999)rated_x_documental

¿Por qué deberías verlo? Escandaloso y discutido en su momento, Rated X lleva el subtítulo de Un viaje por el mundo del porno. Y eso es lo que ofrece: aunque decir que la cinta elude siempre el sensacionalismo sería faltar a la verdad, sus entrevistas son un buen argumento para asegurar que en el cine con jadeos hay lugar para gente realmente simpática (el director Bill Margold y la actriz Jeanna Fine son buenos ejemplos) tanto como para sabandijas a las que jamás quisiéramos tener cerca. Por otra parte, Rated X funciona como un buen ejercicio de desmitificación: para la mayoría de sus participantes, su trabajo reviste el mismo interés que un curro rutinario en una oficina.

Not a Love Story (B. S. Klein, 1981)

¿Por qué deberías verlo? Si estás familiarizado con la historia del feminismo, seguramente te sonarán las 'Guerras del Porno' que sacudieron al movimiento durante los 80 y los 90. Si no es así, te recomendamos esta película, rodada durante los inicios de dicho (encendidísimo) debate y que, avisamos, toma una postura totalmente contraria a la industria del cine X. Not a Love Story no sólo reviste valor por su interés histórico, sino por una anécdota muy significativa: la stripper Linda Lee Tracey, que interviene en la película, se enfadó tanto al ver el resultado final que decidió convertirse ella misma en directora de documentales.

The Girl Next Door (Christine Fugate, 2001)

¿Por qué deberías verlo? En muchísimas ocasiones, el cine porno estimula las fantasías de los espectadores convenciéndoles de que sus intérpretes femeninas podrían ser sus vecinas de la puerta de al lado. Y, en el caso de la actriz (hoy retirada) Stacy Valentine, dicho cliché tenía bastante de cierto: siendo una joven ama de casa sin demasiadas ambiciones en la vida, entró en la industria de los jadeos a instancias de un marido obsesionado por las películas X. En cuanto obtuvo su primer éxito, Valentine se divorció y comenzó a disfrutar de su nuevo estatus de diva. Siguiendo sus pasos por platós, clínicas de cirugía plástica y tiendas de ropa, The Girl Next Door plantea una interesante pregunta: ¿es su protagonista una mujer ingenua, ambiciosa, o sencillamente estúpida?

Wadd (Wesley Emerson, 1999)

¿Por qué deberías verlo? Subtitulado "La vida y la época de John C. Holmes", este documental aborda los primeros años de la industria X a través de una de sus figuras señeras: el actor de inmenso miembro cuya vida inspiró Boogie Nights. Y, si esta película sirve para algo, es para demostrar que el auténtico John Holmes era mucho menos simpático que Dirk Diggler. Cocainómano y de inteligencia cuestionable, al igual que su contrapartida de ficción, Holmes anduvo en tratos muy cercanos con la Mafia y su actitud con las mujeres era la de un auténtico cerdo. Por cierto, el mismísimo Paul Thomas Anderson interviene en la película.

Sagat: Le documentaire (P. Roche, J. M. De Oliveira, 2011)

¿Por qué deberías verlo? Entre tanto producto estadounidense y heterosexual sobre figuras femeninas, este filme llama la atención por dos razones: es una producción francesa, y su protagonista es François Sagat, un actor considerado como "la Marilyn Monroe del porno gay". Aparte de por su inconfundible cráneo tatuado (una medida muy drástica para combatir la calvicie), Sagat es un tipo con buenas conexiones en el mundo del cine de autor (ha trabajado con Bruce LaBruce y Christoph Honoré) y, aunque no seas homosexual, es posible que te suene por su breve papel en Saw VI.

Pornucopia (serie, 2004)

¿Por qué deberías verlo? Pornucopia no es la única serie de TV dedicada a explorar los entresijos de la industria del porno. Ahí está, sin ir más lejos, la algo sensacionalista The Dark Side of Porn, de Channel 4. Pero aquí estamos hablando de una producción de HBO, así que los seis capítulos de este serial están hechos a lo grande: sus participantes son uno 'Quién es quién' del estrellato X, tanto hetero (Jenna Jameson) como gay (Jeff Stryker), y en sus entrevistas se reflejan con razonable sinceridad temas como el uso de viagra, las enfermedades venéreas y la posición de las mujeres en el negocio.

Sex: The Annabel Chong Story (Gough Lewis, 1999)sex_documental

¿Por qué deberías verlo? Nacida en Singapur y residente en California, Grace Quek es una diseñadora de páginas web (y licenciada en Sexología) cuyo nombre no le suena a casi nadie. Pero hace una década y media, cuando trabajaba en el mundillo X y se hacía llamar Annabel Chong, la cosa era muy distinta: en 1995, la actriz saltó a la fama batiendo un récord del género al copular 251 veces con 61 hombres en 10 horas. Adentrándose en una psicología torturada y más profunda de lo que parece, Sex consiguió una nominación al Gran Premio del Jurado en Sundance, e incluso Robert Redford, con lo formalito que parece, se declaró fan del filme.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento