Boxoffice Script: "Se venden guiones, razón aquí"

El analista económico Pau Brunet pone en marcha un proyecto de asesoría y 'management' para escritores de cine. Nos ponemos al habla con él para que nos explique su oferta. Por YAGO GARCÍA
Boxoffice Script: "Se venden guiones, razón aquí"
Boxoffice Script: "Se venden guiones, razón aquí"

¿Te suena el nombre de Pau Brunet? Si eres lector habitual de CINEMANÍA, seguramente sí: además de repasar día a día la actualidad de la taquilla española en Boxoffice.es, este analista español residente en Los Ángeles regenta la consultora de cine Boxoffice Consulting, y ahora lanza al mercado Boxoffice Script, una agencia dedicada a representar al eslabón más ignorado de la cadena del cine: los guionistas. En su recién estrenada página web, Boxoffice Script se presenta como una propuesta que, mediante un contrato de representación, se compromete a asesorar a los escritores sobre la calidad de su producto, y a moverlo por las compañías productoras para encontrar "la empresa más 'idónea' para tal fin". Siendo el fin, por supuesto, la producción de una película basada en el mismo.

"La idea surgió desde la consultoría. La experiencia en ese campo nos decía que es bueno trabajar en los proyectos desde mucho antes de incluso darle la luz verde", nos explica Brunet, En EE UU, añade, "todas las grandes agencias mueven proyectos, compran novelas, contratan a guionistas, analistas, tienen equipos de desarrollo y arman los proyectos para ser luego adquiridos por los Estudios o productoras". Nuestro hombre prosigue indicando que las principales agencias de Hollywood (WME, CAA, UTA) "representan a casi toda la cadena (directores, guionistas, editoriales, técnicos, productoras, etc) y son capaces de juntar una variedad de nombres como para 'vender' un paquete de peso". Ese es, prosigue, la diferencia entre un servicio como el que ofrece y lo que se suele llamar script doctoring, un servicio consistente en el análisis del guión para estudiar su calidad y rentabilidad: "Boxoffice Script va actuar valorando el potencial de los proyectos, extrayendo sus puntos fuertes para luego centrar su trabajo en encontrar la mejor productora", detalla.

Analizando los servicios que ofrece Boxoffice Script, dos puntos llaman la atención a un lector con ojo para lo legal. El primero, el ya citado contrato de representación, con una duración de entre 12 y 18 meses, que como señala el escritor Sergio Barrejón en Bloguionistas, podría impedir a los guionistas mover su trabajo por cuenta propia. El propio Barrejón añade que esto puede ser positivo, evitando que se "solapen" negociaciones en distintos frentes, pero que puede levantar ampollas en el caso de una venta inesperada. Además, las condiciones legales del servicio limitan sus prestaciones a los libretos legalmente registrados e inéditos, algo debido a que (según explica el propio Brunet en los comentarios de dicha web) "hay algunos proyectos que pueden estar ligados de antemano, y en los que nosotros no podemos entrar", afirmando además que todos los puntos del contrato de representación serán negociables antes de su firma.

Así mismo, si bien Boxoffice Script explica su intención de cobrar sus servicios según comisión, no indica cuál será el porcentaje. "Eso es parte de la negociación [entre guionista y compañía]", nos explica Pau, añadiendo que "nuestro beneficio son porcentajes en función de lo que se vende". Unos porcentajes que la empresa publicará en un futuro.

Por otra parte, Boxoffice Script proclama en su web "no hacemos bases de datos". Pero, ¿cuál es el problema con las bases de datos? Según su máximo responsable, que estas no discriminan. En Boxoffice Script, insiste, todos los guiones serán analizados "de forma artesanal", y ofrecidos a productoras que puedan sacarles partido: "Una historia de vampiros puede ser vista por una empresa como un posible drama intimo de personajes perdidos mientras que otra vea un producto genuinamente de terror u otra vea un producto ambicioso para rodar en inglés", explica. Analizando cada guión por separado, como un proyecto desarrollado independientemente, Brunet considera que se logrará "ver si el potencial del proyecto es el que es, si coincide o no con las intenciones del autor y como las empresas lo pueden entender".

Sin intención, por ahora, de expandir su actividad a EE UU ("Eso es terreno de tiburones", bromea), Brunet nos responde a una última pregunta: ¿con qué argumentos persuadiría a un guionista para usar los servicios de su compañía? "Conocemos la industria, las necesidades de las empresas, los momentos, y lo que les interesa adquirir", afirma. Y prosigue: "No enviaríamos un guión en un newsletter a todos los productores, o haríamos un base de datos para que la gente fuera viendo lo que hay. Todo tendrá un trabajo muy artesanal".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento