[Berlín 2015] En modo espera

La 'Cenicienta' de Disney y Branagh decpeciona, mientras los visitantes hacen quinielas del palmarés.
[Berlín 2015] En modo espera
[Berlín 2015] En modo espera

¿De qué se habla en la Berlinale hoy? La gente divide su tiempo entre hacer quinielas del palmarés y hacer el check-in de su vuelo de regreso.

¿Qué hemos visto? 1. Chasuke’s Journey, de Sabu. La historia de un gangster convertido en ángel que baja a la Tierra para sanar a los enfermos. Si mezcláramos A vida o muerte, de Michael Powell, con Humor Amarillo el resultado sería parecido a este disparate mayúsculo más propio de las sesiones golfas del Festival de Sitges que de la Berlinale. Lo peor de todo son las ínfulas de cine trascendente que pasea.

2. Big Father, Small Father and Other Stories, de Phang Dang Di. Una bienvenida sorpresa para cerrar la competición. Mientras retrata el día a día y los dilemas sexuales de un grupo de jóvenes vietnamitas, y mostrando en todo momento las lecciones aprendidas de Apichatpong Weerasethakul, Phang se revela como un exquisito explorador y coreógrafo de los cuerpos humanos.

3. Cenicienta, de Kenneth Branagh. Convencional, apolillada, fea, aburrida y muy cursi. Seguro que incluso a estas alturas es posible hacer una nueva versión del clásico de los Grimm que justifique su propia existencia, pero no es esta.

¿Qué has comido? Una especie de brazo de gitano hecho de ternera y relleno de cerdo, con una espesa salsa de ciruela, puré de patata y chucrut. Todo ello regado con un vinacho. La última cena.

¿A quién has entrevistado? A Olivier Hirshbiegel, que sin duda es mucho más interesante que su película, 13 minutos. Según él, si el atentado cometido contra Hitler en 1939 –que su película recrea—hubiera tenido éxito, el Holocauisto nunca habría tenido lugar.

¿Qué esperas de la jornada de mañana? Que ganen los mejores.

Berlinómetro: En todas las quinielas figura el cine chileno, ya sea Pablo Larraín con El Club o Patricio Guzmán con El botón de nácar; también parece bien posicionada 45 Years, de Andrew Haigh; y no debemos olvidar a Malick, aunque sin duda Knight of Cups no es una película de consenso y por tanto probablemente no habrá puesto de acuerdo al jurado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento