Anya Taylor-Joy volverá con Robert Eggers en su remake de 'Nosferatu'

La nueva colaboración entre Anya Taylor-Joy y el director de 'La bruja' será terrorífica y con el colmillo retorcido.
Anya Taylor-Joy
Anya Taylor-Joy
GTRES

No es novedad que Robert Eggers está interesado en realizar una nueva versión de Nosferatu, la claramente inmortal película vampírica dirigida por F.W. Murnau en 1922. Pero el asunto ha obtenido un nuevo plus de interés al saber que dicho proyecto será su tercera colaboración con Anya Taylor-Joy, la protagonista de La bruja (2015), el largo con el que ambos iniciaron sus prometedoras carreras en el cine.

Hace un lustro que sabemos que el director de El faro alberga esas intenciones, pero él mismo señaló que es un proyecto que solo haría en un punto de su carrera en el que se considera lo bastante experimentado. Parece que ese momento llegará después de la que será su tercera película, la vikinga The Northman con Taylor-Joy, Nicole Kidman, Alexander Skarsgard, Ethan Hawke, Willem Dafoe y Björk, que se estrenará el año que viene.

El nuevo revuelo viene a cuenta de un perfil sobre Anya Taylor-Joy publicado en Los Angeles Times donde se elabora un repaso de la apretada agenda que tiene por delante la actriz de la inminente Última noche en el Soho, de Edgar Wright.

Además de la precuela de Mad Max: Furia en la carretera, donde interpreta el papel de una joven Imperatur Furiosa bajo dirección de George Miller, la actriz tiene previsto volver a colaborar en un thriller titulado Laughter in the Dark con Scott Frank, el director de la miniserie Gambito de dama que también ha sido un gran triunfo para ella.

Será después de ambos títulos cuando Taylor-Joy trabaje de nuevo con Eggers en esa nueva versión de Nosferatu de la que todavía nada más se sabe; y, sin embargo, ya es uno de nuestros futuros proyectos más deseados. 

Por supuesto, el director de La bruja no es el primero con ganas de hincarle el diente a la obra maestra del expresionismo alemán. La Nosferatu original, en la que Murnau y su guionista Henrik Galeen (el director de El Golem) plagiaron Drácula a su antojo, ya tuvo un remake en 1979 a manos de Werner Herzog, donde Klaus Kinski dio una de sus más antológicas interpretaciones.

Eggers es consciente de lo alto que está el listón, así que nos morimos de sed por saber cómo tiene pensado colocarse a la altura del desafío. Volver a contar con Anya Taylor-Joy, desde luego, es un buen primer paso.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento