Logo del sitio

Amanda Seyfried desvela que sufre ataques de pánico y ansiedad a causa de la fama

"Es casi como de vida o muerte", asegura la actriz sobre los ataques de pánico que sufre.
Amanda Seyfried en la premiere de 'El arte de vivir bajo la lluvia' en 2019
Amanda Seyfried en la premiere de 'El arte de vivir bajo la lluvia' en 2019
GTRES

A sus 35 años, Amanda Seyfried lleva actuando desde que tenía 14. Uno de sus primeros trabajos en pantalla (y el primero en cine) fue precisamente Chicas malas, una comedia adolescente de culto que, con tan solo 19 años, la catapultó a la fama mundial. Por aquel entonces, también consiguió colarse en las casas de los espectadores de varios países con el fenómeno Veronica Mars. 

Así, Seyfried, que ahora está nominada por primera vez al Oscar por su papel en Mank, lleva conviviendo con la fama casi dos décadas. En una entrevista para The Today Show (vía Insider), la actriz ha desvelado ahora que todavía lidia con la ansiedad y los ataques de pánico que le provocan estar bajo el foco de Hollywood.

"Es casi como de vida o muerte", afirma: "Así es un ataque de pánico, de verdad. Tu cuerpo opta por la pelea o la huida. La avalancha de endorfina y la descarga que tiene lugar después de un ataque de pánico es extraordinario. Te sientes tan aliviada y tu cuerpo se recupera de alguna forma. Es muy raro porque es fisiológico, pero empieza en tu cabeza".  

Pese a que lleva media vida lidiando con la fama, su consagración con Mank ha reavivado ese foco que tanto pesa y ahora confiesa que le cuesta hacer entender a la gente que es una persona normal. "Cada vez que conozco a alguien, estoy desesperada por hacerle entender que me puede hablar", explica: "Quiero conectar como el resto del mundo, porque soy como el resto del mundo".

Seyfried asegura que algo que la ayuda a controlar su ansiedad es no vivir en Los Ángeles, sino en una granja al norte de Nueva York. Es más, ella ni siquiera fue consciente de que la habían nominado al Oscar hasta que su madre la despertó para contárselo. "Fue intencional", asegura, refiriéndose a la decisión de no vivir en Hollywood: "Siempre quise vivir en una granja. Necesito sentirme anclada en un lugar que sé que siempre va a estar ahí". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento