'A la deriva': Shailene Woodley es Tari Oldham, la mujer que pasó 41 días en alta mar

El cineasta Baltasar Kormátur estrena 'A la deriva', la historia de superación de Tami Oldham, que pasó 41 días en alta mar tras sobrevivir al encuentro con el Huracán Raymond
'A la deriva': Shailene Woodley es Tari Oldham, la mujer que pasó 41 días en alta mar
'A la deriva': Shailene Woodley es Tari Oldham, la mujer que pasó 41 días en alta mar

En el año 1983, la estadounidense Tami Oldham y su novio Richard Sharp salieron a alta mar con la intención de navegar desde Tahití hasta San Diego. El plan de la pareja carecía de riesgos y consistía en atravesar el océano Pacífico, pero el cambio de rumbo de uno de los huracanes más devastadores de la historia iba a pillarles de lleno, dando pie a una trágica historia de superación y resistencia que se prorrogaría durante 41 días de naufragio.

A la deriva, la adaptación que el cineasta islandés Baltasar Kormátur ha realizado de Red Sky in Mourning: A True Story of Love, Loss and Survival at Sea (“Cielo rojo en duelo: Una historia real sobre el amor, la pérdida y la supervivencia en el mar”), el libro en el que la propia Tami Oldham narraba tanto los momentos anteriores al encuentro con el temible Huracán Raymond, como los instantes posteriores, en los que despertó con el barco destrozado y con su marido herido.

Oldham escribiría el libro diez años después con la ayuda de la guionista Susea McGearhart, reviviendo la historia que transformó para siempre su vida. En Hawai, un ejemplar de esas memorias acabaron en manos de los hermanos Randell, los guionistas de Vaiana, que sorprendidos con la odisea vivida por Olham, adaptaron su historia al cine y enviaron el guion a la actriz Shailene Woodley. "Conocemos a Shailene desde su trabajo en Los Descendientes, que se rodó en Hawai. Estuvimos en el set de rodaje durante la mayor parte del proceso, y nos hicimos amigos".

"Me cautivó totalmente, tanto Tami como su historia de amor. Sentí la conexión entre Tami y su prometido, Richard", recuerda la actriz, que se sumó al proyecto tan pronto leyó el guion firmado por los Randell.

Durante 49 días, el realizador de Everest, Baltasar Kormátur recreó la aventura de Oldham, protagonizada ahora por Shailene Woodley y Sam Clafin. Para ello, el cineasta desplazó la mayor parte del rodaje a aguas abiertas en Fiji, buscando encontrar una experiencia cercana a la que pudieron vivir los protagonistas. "Hay que tener valor para experimentar este tipo de historias verdaderas del ser humano contra la naturaleza. O en este caso, la mujer contra la naturaleza. Creo que ese tipo de autenticidad le llega al público, y ayuda a todos, al reparto y al equipo técnico, a relacionarse con la historia, con las emociones", recuerda el director. "Estás en un barco en el vasto océano mientras las olas lo golpean, entre 12 y 14 horas al día: eso no se puede fingir. Nos da una idea de lo que debió ser para Tami y Richard la experiencia. Especialmente a los actores, los despoja de lo esencial".

A la deriva se estrena el 29 de junio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento