Logo del sitio

8 actores que no pasarían un test antidroga

Mientras Charlie Sheen sigue cayendo en picado, repasamos la carrera de otros intérpretes con veneno en la sangre. Por CINEMANÍA
8 actores que no pasarían un test antidroga
8 actores que no pasarían un test antidroga

No hace falta haber visto Mulholland Drive para saber que Hollywood es un nido de disipación: sólo hay que fijarse en las noticias. Ahora que Charlie Sheen parece decidido a batir todas las marcas de vicio en la 'Meca del Cine', es un buen momento para repasar la carrera de ocho actores que, en los últimos años (e incluso antes) le han disputado este puesto. Aprended de su ejemplo, lectores, y recordad: hay cosas mejores en las que gastarse el dinero.

* Whitney Houston

Una voz gloriosa, una carrera como actriz discreta pero rentable... Y una estrepitosa caída en picado por culpa de las drogas y de un matrimonio abusivo. La diva de El guardaespaldas ya no luce el cadavérico aspecto que nos aterrorizó a todos durante los años posteriores a su divorcio de Bobby Brown, pero su (mala) vida pasada sigue trayéndole secuelas. La semana pasada, Houston se vio obligada a desmentir una noticia del tabloide National Inquirer, según la cual sufría un enfisema pulmonar debido a sus antiguas adicciones. Para colmo, su hija Bobby Kristina ha tenido que someterse ya a varias terapias de desintoxicación pese a contar sólo 18 años.

* Nick Nolte

Juramos que la foto de arriba no ha sido extraída de ningún filme ni de un rodaje: así de traspuesto se quedó el actor de El príncipe de las mareas en el hawaiano aeropuerto de Kauai en julio de 2007, tras haber pasado varias horas bebiendo como una esponja. Aunque ahora parece recuperado, según cómo se mire, Nolte es tan famoso por sus entradas y salidas de rehab como por su carrera artística, y arrastra dos sentencias judiciales por posesión de drogas y por conducir borracho.

* Haley Joel Osment

En 1999, con 11 años de edad, este joven actor veía muertos en El sexto sentido. En 2006, con 18 años y una carrera, cuanto menos, difunta, Osment volvió a saltar a primera página, en esta ocasión con motivo de un arresto por conducción temeraria y posesión de marihuana. Tras comprobar que la tasa de alcohol en su sangre era más del doble del máximo permitido, la consiguiente sentencia judicial le obligó a ingresar en Alcohólicos Anónimos.

* Jonathan Rhys Meyers

Tras una monumental bronca en el aeropuerto Kennedy de Nueva York, el actor irlandés se vio obligado a ingresar en rehabilitación en 2010 para curarse de su alcoholismo. Era su tercer arresto por embriaguez pública, y la tercera vez que Meyers se veía obligado a internarse en un sanatorio. A falta de saber si sus esfuerzos por abandonar la botella han tenido éxito, podemos estar seguros de que ya le están pasando factura: el 12 de mayo, la firma Hugo Boss decidió prescindir de sus servicios como modelo, pese a una relación laboral de seis años.

* Paz de la Huerta

No contenta con liarla parda (escape mamario incluído) tras la gala de los Globos de Oro 2010, la actriz de Boardwalk Empire fue arrestada en abril por agredir, bajo el efecto de sustancias diversas, a su colega Samanta Swetra con un vaso roto. Nos encantaría decir que esa rumoreada relación con Quentin Tarantino puede hacer que su estado mejore, pero lo dudamos mucho.

* Steve-O

Como revelaron sus tribulaciones en Canadá (donde fue arrestado en marzo a resultas de una vieja demanda), el compañero inseparable de Johnny Knoxville en Jackass no sólo hace el cafre delante de una cámara. Por si no fuese bastante con un trastorno bipolar de la personalidad, Steve-O reconoce haber consumido cocaína, ketamina y otros productos en cantidades industriales. En 2008, tras haber sido expulsado de MTV por mal comportamiento, el artista ingresó voluntariamente en un psiquiátrico.

* Lindsay Lohan

¿Hay alguna estrella infantil que se haya librado de acabar en rehabilitación? Vistos los resultados de este informe, comenzamos a dudarlo. La que fuese princesita virginal por excelencia del emporio Disney (con permiso de Britnay Spears, otra que tal) sólo cumplió 14 días de su sentencia por posesión de cocaína en 2010, y desde entonces continúa una errática trayectoria que la llevó a ser arrestada, el pasado 9 de febrero, por robar un collar valorado en 2.500 dólares de una joyería.

* Jean-Claude Van Damme

Al igual que Steve-O, el protagonista de Blanco humano padece un trastorno bipolar. Sólo que, si el hombre de Jackass fue diagnosticado con este problema psiquiátrico cuando era relativamente joven, Van Damme sólo fue consciente de ello en 1998, a los 38 años y tras una primera (e infructuosa) terapia antidroga y un divorcio traumático. Van Damme consiguió salir del pozo, y tuvo la dignidad suficiente como para reírse de sí mismo en la memorable JCVD, pero reconoce que ahora no puede vivir sin antidepresivos.

Mostrar comentarios