555, el prefijo de las películas

En todas las películas de Hollywood los teléfonos empiezan por el mismo número, el triple 5. Descubre por qué. Por JAVIER S. NAGORE
555, el prefijo de las películas
555, el prefijo de las películas

-Hemos interceptado el número, toma nota Lou: 5-5-5… ¡Jo! Este tiene que ser falso a la fuerza.

Si hasta el incompetente jefe de policía Wiggum, de Los Simpson, fue capaz de descubrir el engaño detrás de los números 555, vamos a dar por supuesto que los despiertos lectores de CINEMANÍA no han pasado por alto este curioso detalle cinematográfico. Por si acaso tenemos algún rezagado, explicamos la historia de esta ancestral trampa.

Hasta mediados de los años 60, pocos se habían planteado que los números de teléfono que aparecían en las películas podían pertenecer a alguien. Que tu número apareciese en pantalla era una suerte de lotería similar a la de Rico al instante, solo que diametralmente opuesta. Las compañías telefónicas de EE UU, cansadas de las reclamaciones de los usuarios tocados por la varita de la desdicha, sugirieron a los responsables de la industria hollywoodiense que utilizaran un prefijo siempre que el guión requiriese de un número ficticio. Estos teléfonos consistirían en un “555” seguido de cuatro cifras.

Hecha la ley, hecha la trampa. Se puede pasar de puntillas por encima del tema, aceptando que el público notará el truco o puede optarse por sacar los colores a la trampa, tal y como hace el personaje de Danny Madigan en El último gran héroe. El niño, convencido de que ha saltado al interior de una película, interroga a Arnold Schwarzenegger sobre los números de teléfono:

-Apostaría a que todos los teléfonos empiezan por 555.

-¿Y qué?

-¿Y qué? Que solo puede haber 9.999 números que empiecen por 555. ¿Cuánta gente vive en Los Ángeles?

-Ocho o nueve millones.

Profundizando más en ese género chico que es el cine de acción, nos encontramos con que el personaje de Simon en Jungla de cristal III: la venganza, interpretado por Jeremy Irons, planificó de forma meticulosa su juego con John McClane. Tanto es así, que el villano se tomó la molestia de reservar el número 555 0001 para uno de sus acertijos telefónicos con Bruce Willis. Por cierto, ese número ya había sido adjudicado previamente, por estricto orden de llegada, a Montgomery Burns (Los Simpson), aunque debe tratarse de otro estado, sin duda.

Para Como Dios, protagonizada por Jim Carrey, se decidió utilizar un número más realista como forma de contacto con Dios (776-2323), asegurándose previamente de que no estaba dado de alta en el estado de Buffalo, donde se rodó. Lo que el equipo del filme no había considerado era el hecho de que en otros estados ese número sí tenía propietarios, por lo que se vieron obligados a editar el original para el lanzamiento en DVD, sustituyendo el teléfono por el 555-0123, mucho más acorde con la conexión divina. Los experimentos, con gaseosa.

La lista de teléfonos con 555 es inabarcable, aunque algún valiente ha tratado de recopilar todos los posibles para la consulta del público en esta web, donde se detalla el nombre del propietario ficticio de la línea y la película/serie donde aparece. Si nos da pereza consultar uno por uno, siempre podemos documentarnos con este recopilatorio (en inglés, eso sí):

Si encuentras algún error en este artículo, puedes ponerte en contacto con el departamento de quejas de CINEMANÍA en el 555…

Mostrar comentarios

Códigos Descuento