2011: El año de las secuelas

Puede que el mundo se acabe el año que viene, pero ahora le ha tocado a la originalidad en Hollywood: un total de 27 segundas, terceras y cuartas partes (y una octava) nos esperan. Por CINEMANÍA
2011: El año de las secuelas
2011: El año de las secuelas

Hace ya varias temporadas (demasiadas, según algunos) que las cabezas pensantes de Hollywood reparten su tiempo en dos actividades: secuelear y remakear. Aquellos que se llevan las manos a la cabeza afirmando que la originalidad ha muerto en la Meca del Cine tienen desde ya un buen argumento a su favor: 2011 será el año con más secuelas de la historia, según afirma la reputada web Box Office Mojo.

En total, nos esperan 27 películas que retomarán historias ya conocidas por segunda, tercera, cuarta quinta y hasta octava vez. En Box Office Mojo no se privan de recordarnos que las cuartas partes son una moda cada vez más patente (ojo a la lista, parece la de Ben Stiller en Tropic Thunder) y que, mientras la mayoría de títulos continúan filmes de 2009, 2008 y hasta 2010, Scream 4 se ha demorado la friolera de once años. Por no hablar de Rise of the Apes, que nos devolverá la saga setentera de El planeta de los simios.

A continuación, la lista completa:

Segundas partes: Cars 2, El diario de Greg 2: Rodrick Rules, Resacón en Las Vegas Parte II, Happy Feet 2, Hoodwinked Too! Hood vs. Evil, Johnny English Reborn, Kung Fu Panda 2: The Kaboom of Doom, Piranha 3DD y Sherlock Holmes: A Game of Shadows.

Terceras partes: Alvin y las ardillas 2, Big Mommas: Like Father, Like Son, Madea’s Big Happy Family, Paranormal Activity 3 y Transformers: Dark of the Moon.

Cuartas partes: Mission: Impossible Ghost Protocol, Piratas del Caribe: En mareas misteriosas, Scream 4, Spy Kids 4: All the Time in the World y La saga Crepúsculo: Amanecer, parte I.

Quintas partes: Fast Five, Destino final 5, El Gato con Botas (Shrek), X-Men: First Class y Winnie the Pooh.

Octava parte: Harry Potter y las reliquias de la Muerte, parte II

Mostrar comentarios

Códigos Descuento