The Town (Ciudad de ladrones)

Lo más parecido que puede ofrecer hoy el cine comercial a la majestuosa serie 'The Wire'.
The Town (Ciudad de ladrones)
The Town (Ciudad de ladrones)

EL LISTÓN ESTÁ MUY ARRIBA, a la altura del larguero: un filme para el que la catedral de Boston es Fenwey Park (algo así como el bilbaíno estadio de San Mamés en España, pero al béisbol) está enviando un mensaje de criterio insobornable, directo al corazón de la tradición. Y el Ben Affleck cineasta la sigue no sólo en lo deportivo, sino también en lo cinematográfico. Sería frívolo decir que Affleck es mejor actor desde que dirige, pero lo parece. Y mucho. Desde Adiós, pequeña, adiós, ha ganado en presencia. Parece otra persona, y su pericia para contar las pequeñas grietas por las que lo humano se filtra en el hampa le han vuelto a poner en el mapa.

Salvadas las distancias entre un producto elitista como sólo puede serlo una serie para la cadena de pago HBO y un policíaco de acción con caras conocidas para la gran pantalla, The Town (que lo subtitulen Ciudad de ladrones no tiene, nunca mejor dicho, nombre) es lo más parecido que

se puede encontrar hoy en el cine comercial que no se avergüenza de serlo a la majestuosa The Wire. No tanto por el ritmo (ahí gana esta película, más trepidante y adrenalínica, con persecuciones de empaque) ni por la trama (autoconclusiva y bien cerrada, más previsible y volátil que la serie, aunque aún así sabrosa) sino por su atrevimiento al señalar un protagonista de mayor calado tras los actores principales de la trama: la ciudad. Es más descarnada la visión del Baltimore de The Wire, cerebral, intelectual, punteada de una especie de amor-odio por David Simon; se presenta muchísimo más nostálgica la de este Charlestown (en realidad el barrio más peligroso de Boston/Cambridge), visto desde el lado sentimental del río, no muy lejos del otro río de la capital de Massachusetts, en la blanca y pudiente Nueva Inglaterra, el Mystic River de Clint Eastwood, filme al que Affleck todavía mira indirectamente (su anterior filme era una historia del mismo escritor, Denis Lehane).

Es curioso que en la cuna de Harvard, con su esplendor burgués y su adoquinado secular, se forje una clase social de desagradecidos que se rebelan a su suerte contra el sistema y al tiempo son incapaces de huir de su destino. En el mismo escenario irlandés de chandalistas de los Red Sox y los Celtics que los estilosos pero vacíos Infiltrados de Scorsese, con la misma fórmula (rebajada, aunque firme) de enfrentamiento poli-ladrón (Affleck contra un cambiado Jon Hamm, el prota de Mad Men, que oscila entre la seriedad y el ridículo de un peinado que no le favorece) del Heat de Michael Mann, el Affleck director elige, sin embargo, una salida airosa; la del Spike Lee menos racial (curioso en una película donde no caben los negros), el del gran atraco de Plan oculto, pero también, y sobre todo, el de la segunda oportunidad de La última noche, esa obra maestra a la que The Town roba la huida hacia adelante que el público pide y Charlestown le agradecerá al cineasta que mejor la conoce. Hay salida: se puede ser otra persona.

CARLOS MARAÑÓN

Valoración:

FICHA TÉCNICA

The Town (Ciudad de ladrones)
  • Director:
  • Género:
  • País:
  • Sinopsis:

    Mientras planea su próximo robo a un banco, Doug (Ben Affleck) encuentra el amor (Rebecca Hall). Lo malo es que el agente del FBI, Adan Frawley (Jon Hamm, le pisa los talones a él y a su banda.

  • RESUMEN: Lo más parecido que puede ofrecer hoy el cine comercial a la majestuosa serie 'The Wire'.

  • ESTRENO: 29/10/2010

  • Drama, thriller / EE UU / 2010 / Warner
    Director: Ben Affleck Actores: Ben Affleck, Jon Hamm, Blake Lively, Rebecca Hall, Jeremy Renner Guión: Ben Affleck, Peter Craig, Sheldon Turner

Mostrar comentarios

Códigos Descuento