Nunca me abandones

Nada que ver con los replicantes de 'Blade Runner'.
Nunca me abandones
Nunca me abandones

Dado que Mark Romanek no lo trata como tal, no estropeamos la sorpresa explicando que los personajes de esta historia son clones humanos –a ellos se les hace saber a los 20 minutos de metraje, como a nosotros–. Los aspectos científicos del asunto no llegan a ser tratados con detalle

porque lo que importa es cómo los clones lidian con la toma de conciencia de que no están destinados a hacerse viejos, sino a donar órganos hasta morir. Para ello, Romanek muestra a sus protagonistas como seres humanos sensibles, iguales a sus originales, pero luego nos pide que aceptemos que a esos clones nunca se les ocurriría rebelarse contra su destino. Los retrata como capaces de sentir amor, temor, deseo e ira, y luego anula esa representación dibujándolos como ovejas dóciles que no ejercen el libre albedrío. Nada que ver con los replicantes de Blade Runner.

Por supuesto, Romanek entiende que la realidad de los chicos está tan rígidamente arraigada que el acatamiento es la única actitud lógica. Pero, debido a que su condicionamiento ha negado sólo la necesidad de libertad y no cualquier otra emoción o impulso, Kathy, Ruth y Tommy –sustitutos de cualesquiera que sean las minorías oprimidas– devienen meros dispositivos de una alegoría desvencijada.

Por otro lado, aunque logra eliminar de la película los clichés estilísticos del cine de ciencia-ficción y terror, la señera estética pop de Romanek se traduce banalmente a la gran pantalla –la sutura de las escenas, los exteriores de postal y los símbolos pesados: un barco varado, una paloma volando–, y se muestra tan incapaz de comunicar emoción como la historia misma. Esa frialdad podría justificarse: si la situación de los clones nunca llega a conmover es porque han sido preparados para carecer por completo de modelos de comportamiento propios del mundo real. Sin embargo, en ese caso sus acciones –sus peleas, su sexo– no se perciben debidamente alienadas. Al final, el distanciamiento responde a la refinación y el buen gusto en tanta medida que nunca sentimos lo que deberíamos: horror.

NANDO SALVÁ

Valoración:

FICHA TÉCNICA

Nunca me abandones
  • Director:
  • Género:

    Drama

  • País:
  • Sinopsis:

    Un grupo de chicos y chicas comienzan a hacerse preguntas sobre su lugar en el mundo mientras estudian en un (aparentemente) idílico internado.

  • RESUMEN: Nada que ver con los replicantes de 'Blade Runner'.

  • ESTRENO: 18/03/2011

  • [Never Let Me Go] Drama, ciencia-ficción / EE UU, Reino Unido / 2010 / 103 minutos / Director: Mark Romanek Actores: Carey Mulligan, Keira Knightley, Andrew Garfield, Sally Hawkins, Charlotte Rampling, Domhnall Gleeson Guión: Alex Garland, Kazuo Ishiguro

Mostrar comentarios

Códigos Descuento