Malcolm & Marie

'Malcolm & Marie'
'Malcolm & Marie'
Cinemanía
Valoración:

POR MUCHO QUE UNO DISFRUTARA de Nación salvaje, de la primera temporada de Euphoria o incluso de la ignota Otro día feliz, es fácil cogerle tirria al nuevo estreno de Sam Levinson. Tal vez la decisión de rodar una película en secreto durante lo más duro de las cuarentenas pudiera tener algo de gesta heroica, -si tenemos en cuenta el desafío logístico de sacar el proyecto adelante, pero cuando los participantes en la idea son la ganadora más joven del Emmy a la actriz protagonista, el hijo de Denzel Washington (y protagonista de Tenet) y el vástago de Barry Levinson, una película como Malcolm & Marie parece menos un gesto audaz que un capricho de aristócratas de Hollywood, con Netflix allanándoles el camino a base de alfombras rojas. No digamos ya si el resultado abandona las constantes de su autor (ese angst edificado sobre redes sociales, drogas, adolescencia y musicón) para ofrecer un drama de cámara. Y en blanco y negro, para colmo. ¿Qué se habrán creído?

Pero aquí viene la sorpresa: Malcolm & Marie se ha sobrepuesto a los prejuicios de este crítico, dejándole con la impresión de haber visto una buena película. Buena o muy buena, en realidad. Algo debido en buena parte al virtuosismo de Levinson y de sus colaboradores habituales (Labrinth en la banda sonora, Marcell Rév en una fotografía para chuparse los dedos), capaz de hacer que el producto parezca un ejercicio de estilo concienzudo y con sustancia en lugar de una sesión de autoindulgencia. Debido, también, a que Zendaya y John David Washington (sobre todo la primera) pueden ser celebrities, pero también son dos actores espléndidos capaces de ir más allá del lucimiento hueco. Y debido, por último, al hecho de que esta cinta no versa solo acerca de un atasco sentimental, sino también acerca del cine, de quienes lo hacen y de quienes sufren a quienes lo hacen.

De La noche americana a Cautivos del mal (pasando por mil y una otras que se me olvidan), la figura del director de cine perdido en las profundidades de su ombligo debería resultarnos ya familiar. Pero aun así no es difícil reírse y suspirar de agotamiento ante este Malcolm hiperactivo, con su verborrea dedicada a ensalzar su propio genio y apalear a quienes no le entienden, en especial a esa crítico de Los Angeles Times que, para colmo, se llama “Karen”. Tampoco cuesta empatizar con Marie, una Zendaya a la que le toca la parte más difícil, esa que te obliga a decirlo todo con una media sonrisa en primer plano para después venirte arriba, o abajo, en una catarsis de esas reservadas a quienes están hartos de todo, empezando por su compañero. Tras la cocción de unos macarrones precocinados con queso, magro banquete tras una premiere de lujo, los protagonistas del filme dicen muchas cosas que no deberían decir, se pelean, se reconcilian y vuelven a las andadas, recorriendo así todas las etapas de esas malas noches en pareja que le vuelven a uno tan poco apto para la vida. Pero sobre todo, ahora que sabemos que el cine nunca volverá a ser el mismo, nos hacen preguntarnos si una historia como esta (cuya pregunta clave es “¿a quién le pertenece una película?”) tendrá razón de ser a diez años vista, o quedará solo como un documento sobre una forma artística que fue y ya no es. Un hermoso documento, en todo caso.

FICHA TÉCNICA

Póster de 'Malcolm & Marie'
  • Director:

    Sam Levinson

  • Género:

    Romance, Drama

  • País:

    Estados Unidos

  • Sinopsis:

    La relación de pareja de un director de cine y su novia se pone a prueba cuando ambos regresan a casa tras el estreno de su nueva película. La espera de la respuesta de los críticos tambaleará todo su mundo. 

  • REPARTO: Zendaya, John David Washington

  • GUION: Sam Levinson

  • DURACIÓN: 106 min.

  • VEREDICTO: Macarrones con queso, ego y fragilidad: a Levinson le ha salido
    bien su ejercicio de estilo en el confinamiento.

  • DISTRIBUIDORA: Netflix

  • ESTRENO: 05/02/2021

Mostrar comentarios

Códigos Descuento