Logo del sitio

Crítica de 'La familia Addams 2: La gran escapada'

Fotograma de 'La familia Addams 2: La gran escapada'
Fotograma de 'La familia Addams 2: La gran escapada'
Universal
Valoración:

Lo razonable, cuando MGM anunció su intención de producir una película de animación 3D sobre La familia Addams, era sospechar. El enorme éxito que Sony Animation había encontrado en la franquicia Hotel Transilvania daba cuenta de un intento  por plantar batalla con unos monstruos familiares propios, pensando en el placer del público infantil antes que en hacer justicia a los corrosivos postulados de Charles Addams. Por supuesto que nos topamos con alguna decisión que matizaba el cinismo de la maniobra, como el considerable parecido de los nuevos diseños con las viñetas originales de Addams —redondeados por la fastuosa recreación de esa Miércoles de rostro alargado y trenzas acabadas en nudos de horca—, pero finalmente las sospechas tuvieron razón de ser: la película resultante, estrenada en 2019, era simpática y dócil, pero carecía del ingenio festivo de Hotel Transilvania. Del mismo modo que La familia Addams televisiva había rivalizado en los años 60 con otra familia de freaks como Los Munsters, ahora hacía lo propio con el enloquecido dinamismo de las criaturas de Genndy Tartakovsky. Esta vez, perdiendo.

Se da la casualidad de que, en 2021, la cuarta entrega de Hotel Transilvania (ahora sin Tartakovsky al mando) llegará poco después de esta secuela de La familia Addams, por subtítulo La gran escapada. Supone el mejor momento para estudiar las derivas de ambas sagas, víctimas de una suerte de gentrificación de lo monstruoso que deja atrás los momentos más brillantes de las adaptaciones de Barry Sonnenfeld, en concreto la célebre relectura del origen de Acción de Gracias en el campamento Chippewa. Fue cuando Miércoles Addams (icónica Christina Ricci) lideró una rebelión de individuos marginados contra la así llamada normalidad y todas las hipocresías e injusticias que encubría, culminada con aquel discurso que expresaba su negativa a “compartir el pan con los peregrinos”. Es indescriptiblemente triste comparar esta secuencia, una de las más elocuentes visiones de la identidad freak como discurso antisistema, con lo poco que La familia Addams intenta proponer en sus dos últimas versiones animadas. Sobre todo al advertir que a la Miércoles de esta secuela ni siquiera le han permitido conservar las trenzas-horca.

Nuevamente, las hechuras de La gran escapada son clásicas e ilustran un gran respeto por la larga tradición de La familia Addams, así como por sus coqueteos con obras afines. La decisión de llevar a los Addams de road trip remite, de este modo, a la serie animada que Hanna-Barbera produjera en 1973, mientras vuelven a abundar las referencias al cine de terror. No obstante constituyen elementos cosméticos, poco más que un suave marco iconográfico donde encuadrar la quintaesencial fábula familiar, y olvidar qué era lo que en primer lugar hacía tan especial a este clan. El humor de La familia Addams siempre se generó a partir del contraste, del diálogo imposible entre modos de vida —la familia nuclear norteamericana frente a un hedonismo anárquico, de afectos alternativos pero poseedores de su propia lógica emotiva—, y es en este apartado donde La gran escapada falla incluso con mayor virulencia que la anterior película. Que los Addams abandonen su mansión para recorrer los lugares más reconocibles de EE.UU. apenas garantiza gags de esta naturaleza, estando más interesado el guion en correrías y trompazos previsibles que en mostrar choques culturales. La animación, si bien muestra un reseñable cuidado por la luz y sabe regodearse puntualmente en las aberraciones físicas, tampoco atina a realzar un acabado cuidadosamente genérico y coyuntural, que llega a los turbios extremos de marcarse gracietas complacientes a cuenta de Billie Eilish, Amazon Prime o, en fin, el dichoso I Will Survive de Gloria Gaynor.

¿Conduce todo esto a un fracaso absoluto, a la definitiva desvirtuación del legado de Charles Addams? No del todo, ya que siempre nos queda la retórica. La asunción de que, aunque por imperativo mercantil haya que mantenerse en el camino seguro y family friendly, existen ciertos ingredientes oficiosos que garantizan la distinción frente a otras franquicias de monstruos amables. En cierto momento Miércoles declara que no es una friki, sino una fuerza de la naturaleza. Y aunque sus gestos y acciones no logren refrendar las palabras, sigue siendo Miércoles declarando que no es una friki, sino una fuerza de la naturaleza. Es algo que Hotel Transilvania no podrá tener nunca. 

FICHA TÉCNICA

Póster de 'La familia Addams 2'
  • Director:

    Greg Tiernan y Conrad Vernon

  • Género:

    Animación, Comedia

  • País:

    Estados Unidos

  • Sinopsis:

    Queriendo recuperar su vínculo con los niños (y en especial con una Miércoles cada vez menos interesada en pasar tiempo con ellos), Morticia y Gomez deciden embarcarlos en una caravana embrujada junto a Cosa, Lurch y el tío Fétido, y viajar a lo largo de EE.UU. para pasar más tiempo juntos. En su camino se reencontrarán con su fiestero primo Eso y, también, con un preocupante descubrimiento que hará tambalear la estabilidad del clan de los Addams. 

  • GUION: Dan Hernandez, Michael Paxton, Benji Samit y Susanna Fogel

  • DURACIÓN: 93 min.

  • ​VEREDICTO: Los Addams confirman que se quieren mucho sin que eso tenga por qué inquietar a nadie.

  • ​DISTRIBUIDORA: Universal

  • ​ESTRENO: 8/10/2021

Mostrar comentarios

Códigos Descuento